Exjefes de Estado piden al Papa se pronuncie ante «primitiva» dictadura de Ortega

Un total de 25 ex jefes de Estado de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), expresaron su preocupación por la criminalización a la libertad religiosa en Nicaragua, a la vez que tildaron de “primitiva” a la dictadura de Daniel Ortega y pidieron al Papa Francisco que alce su voz.

“Así ha sido a lo largo de la historia moderna y como consta en las distintas declaraciones sobre los derechos del hombre y del ciudadano, al punto que se la señala como la piedra de toque fundamental en la afirmación y conservación de la paz, incluso en períodos de desestabilización y de ajustes sociales como los que signan al presente”, señala.

IDEA señala que la dictadura, luego de perseguir y criminalizar a los liderazgos políticos y sociales como de cercenar de modo radical toda la libertad de expresión y de prensa, ahora avanza hacia la persecución de los líderes episcopales católicos, los sacerdotes y las religiosas, incluso expulsándolos del territorio nacional.

“El propósito es palmario, a saber, destruir las raíces culturales y espirituales del pueblo nicaragüense a fin de dejarlo en la anomia y hacerlo fácil presa de dominio mediante la destrucción de su dignidad y la fractura de sus raíces culturales, como lo revela la reciente clausura de su emblemática Academia de la Lengua”, señala Idea.

Le puede interesar: Dictadura expulsa de Nicaragua a organización catalana

A la vez, comparó los asaltos a templos católicos y la quema de imágenes religiosas con la destrucción de libros judíos, socialistas y pacifistas y de bibliotecas enteras por los partidarios del régimen nacional socialista alemán en 1933.

“Exhortamos, pues, a la opinión pública de nuestros países a mantener una respuesta comprometida con el rechazo de este morbo que amenaza la paz”, añaden.

Leer además: Faganic denuncia anomalías de mataderos

A la vez, Idea instó a las distintas confesiones religiosas y en especial, al Papa Francisco, para que mantenga una firme postura de defensa del pueblo nicaragüense y su libertad religiosa.

Hasta el momento, el Papa Francisco guarda silencio sobre la persecución de la dictadura hacia la iglesia católica. En la reciente sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Observador de El Vaticano, expresó su preocupación por estas acciones y llamó a un diálogo.

“La Santa Sede no puede dejar de manifestar su preocupación al respecto, mientras asegura su deseo de colaborar siempre con quienes apuestan por el diálogo como instrumento indispensable de la democracia y garante de una civilización más humana y fraterna”, dijo el observador permanente de la Santa Sede, monseñor Juan Antonio Cruz

“En tal sentido, la Santa Sede hace un llamado para que las partes puedan encontrar caminos de entendimiento, basados en el respeto y la confianza recíproca, buscando ante todo, el bien común y la paz”, añadió.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email