Dictadura expulsa de Nicaragua a organización catalana

"Ley Putin" empieza a hacer estragos.

La dictadura de Daniel Ortega, a través del Ministerio de Gobernación, anuló la personería jurídica y expulsó de Nicaragua al Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo, según un acuerdo ministerial publicado este martes 16 de agosto en La Gaceta, Diario Oficial.

La organización denunció a través de su sitio web, que la cancelación del Ministerio de Gobernación cuenta con argumentos inverosímiles.

“De una manera irreversible y con argumentos inverosímiles, se insta al Fons Català a proceder a la liquidación de sus bienes y activos, lo que se convierte de facto en una expulsión de Nicaragua y el cierre de nuestra cooperación municipalista en este país. El Fons Català se suma al listado de más de un millar de entidades y organizaciones que se han visto en la misma situación durante los últimos meses”, señala la organización.

Organización trasladó sede a Costa Rica y la dictadura ordena el cierre en represalia

El Fondo señala que en los últimos años, las gestiones en Nicaragua se han vuelto “más complejas” y que dificultan el desarrollo del trabajo de las organizaciones sociales, por lo que decidieron trasladar la sede a Costa Rica.

“La aprobación de leyes restrictivas para el trabajo de las oenegés y la cooperación internacional era un hecho que ponía en riesgo la ayuda al desarrollo en ese país. Ante la previsión de que esta dinámica acabara haciendo inviable el funcionamiento de la oficina, el Fons Català decidió trasladar su sede regional a Costa Rica, desde donde pretendía continuar trabajando con la población nicaragüense y desarrollando proyectos de cooperación en toda Centroamérica y en el resto de la región”, señala la organización.

Leer además: Faganic denuncia anomalías de mataderos

La organización denunció que luego de trasladar la sede a Costa Rica, habiendo informado a Nicaragua, recibió una llamada oficial dando un plazo de 72 horas para abandonar el país.

“Precisamente el pasado junio, tras comunicar la decisión de este traslado al Gobierno de Nicaragua, aclarando que el proceso no implicaba en ningún caso el cierre de proyectos en este país, el representante del Fons Català recibió una llamada oficial conminándolo a salir del país en un margen de 72 horas, dejando la oficina sin representación y sin posibilidad alguna de realizar un cierre adecuado y ordenado hasta el día de hoy”, señala.

La organización, con 26 años de cooperación en Nicaragua, señala que la expulsión de su representante y la cancelación del registro legal de la entidad imposibilita realizar un seguimiento directo de una veintena de proyectos activos en Nicaragua, muchos de ellos fruto de hermanamientos con municipios de Cataluña y que esta situación pone en riesgo la propia existencia de la cooperación municipalista en Nicaragua, algo ajeno a nuestra voluntad.

Leer además: Dos laicos salen de la Curia de Matagalpa

Denuncia autoritarismo de la dictadura y apoyará a refugiados nicaragüenses

La organización denunció las acciones de la dictadura sandinista, acusándola de ejecutar una deriva autoritaria.

A la vez, aseguró que continuará trabajando por la población nicaragüense, brindando apoyo a los refugiados en Costa Rica.

“Ante estos hechos, del 28 de agosto al 4 de septiembre se realizará un viaje institucional a Costa Rica y Honduras, para conocer las posibilidades de trabajar con la población refugiada nicaragüense y para estrechar vínculos con autoridades de ambos países”, señaló la organización.

Añadió que el viaje estará encabezado por el Presidente del Fons Català, Isidre Pineda, y el Director, David Minoves, que estarán acompañados del jefe del Área de América, Xavi Ruiz, y la Técnica de Comunicación, Txell Escolà.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email