Brenes «lamenta» expulsión de Misioneras de la Caridad

A través de una breve nota de prensa, el Cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes, “lamentó” la cancelación de la personería jurídica y expulsión de la fundación de las Hermanas Misioneras de la Caridad de Santa Teresa de Calcuta, a manos del Parlamento, controlado por la dictadura sandinista.

El comunicado de Brenes llega siete días después que el Parlamento, al servicio de la dictadura, cancelara la personería jurídica de las hermanas Misioneras de la Caridad y las expulsara del país.

“Lamentamos profundamente el dolor de  tantos hermanos nuestros que ya no tendrán las atenciones que recibían  de las hermanas y así mismo les expresamos nuestra gratitud por su  invaluable servicio a nuestras iglesias locales”, señaló Brenes en la nota de prensa.

“Estimadas Hermanas  cuenten con nuestra cercanía, solidaridad y nuestras humildes oraciones “Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios” (Mt 5,8)”, concluye.

El pronunciamiento de Brenes se da en medio de una fuerte represión a la Iglesia Católica. Este martes, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, ordenó la censura de TV Merced, Canal Católico de Matagalpa de Telecable, según denunció el obispo de esa diócesis monseñor Rolando Álvarez, por medio de su cuenta de Twitter.

Pese a esto, el papa Francisco guarda silencio sobre los atropellos de la dictadura contra la iglesia católica en Nicaragua.

Café con Voz: Dictadura anula 101 organizaciones y acusa a Misioneras de la Caridad de operar sin permisos

Dictadura expulsó a misioneras

El pasado 28 de junio Café Con Voz conoció que la dictadura sandinista expulsó a las religiosas de la orden Misioneras de la Caridad de la madre Teresa de Calcuta, en vísperas de la cancelación de la personería jurídica de organizaciones que dirigen en Nicaragua.

La dictadura ordenó la paralización de la actividad de las religiosas en el país y de otras 100 ONG. Fuentes extraoficiales revelaron a medios de comunicación que el régimen dio un plazo de 48 horas para salir del país.

Le puede interesar: Dictadura expulsa a orden religiosa de Madre Teresa de Calcuta

En el país centroamericano, la orden religiosa administra el Hogar Inmaculado Corazón de María, situado en la ciudad de Granada, donde acogen a adolescentes abandonados o abusados a los que ayudan a reinsertarse; un asilo de ancianos en la capital, Managua; un proyecto de refuerzo escolar para estudiantes en situación de riesgo, y una guardería para familias sin recursos.

Dictadura utilza nuevos argumentos para eliminar organizaciones religiosas

El pasado 28 de junio, en una sesión del Parlamento, el diputado aliado de la dictadura, Alejandro Mejía Ferreti, de Alianza Liberal Nicaraguense, leyó la fundamentación del Ministerio de Gobernación e hizo especial mención en la Asociación Misioneras de la Caridad, asegurando que no están acreditadas por el Ministerio de Familia y el Ministerio de Educación.

“No están acreditadas por el Ministerio de Familia para funcionar como guardería – CDI, hogar de niñas y Asilo de Ancianos. No tienen permiso de funcionamiento del Ministerio de Educación para realizar reforzamiento de aprendizaje”, señala el fundamento presentado por Franya Urey Blandón y leído por Ferreti en el Parlamento.

Además, acusa a las Misioneras de la Caridad a no reportar actividades en la sede de Granada, no reportar activos fijos, no poseer soportes de ingresos, donaciones y de no llevar registros contables.

Finalmente, Gobernación acusó a la organización religiosa de estar conformadas, en su mayoría, por misioneras extranjeras.

“La junta Directiva y asociadas de los organismos sin fines de lucro están integradas únicamente por ciudadanas de otras nacionalidades, contraviniendo lo establecido en el artículo 12 de la Ley 115,  que establece que solo el  25% de las personas que integran el organismo sin fines de lucro pueden ser de otra nacionalidad y el 75% deben ser nicaragüenses”, señala.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email