Dictadura anula 101 organizaciones y acusa a Misioneras de la Caridad de operar sin permisos

El Parlamento al servicio de la dictadura sandinista, ilegalizó a 101 organizaciones no gubernamentales en una sesión este miércoles, entre las que se encuentra la Asociación Misioneras de la Caridad, orden religiosa de  Madre Teresa de Calcuta.

El 27 de junio, el Ministerio de Gobernación, a través de Franya Urey Blandón, verdugo de organizaciones sin fines de lucro, solicitó la cancelación de las personerías jurídicas, señalando a las organizaciones de no rendir estados financieros, juntas directivas, informes de donaciones y la identidad de los donantes.

La dictadura, a través de Gobernación, hizo especial mención en la Asociación Misioneras de la Caridad, asegurando que no están acreditadas por el Ministerio de Familia y el Ministerio de Educación.

“No están acreditadas por el Ministerio de Familia para funcionar como guardería – CDI, hogar de niñas y Asilo de Ancianos. No tienen permiso de funcionamiento del Ministerio de Educación para realizar reforzamiento de aprendizaje”, señala Urey Blandón.

Además, acusa a las Misioneras de la Caridad a no reportar actividades en la sede de Granada, no reportar activos fijos, no poseer soportes de ingresos, donaciones y de no llevar registros contables.

Le puede interesar: Violencia política: la antesala del circo de las elecciones municipales

Juntas directivas formadas por personas extranjeras

Finalmente, Gobernación las acusa de estar conformadas, en su mayoría, por misioneras extranjeras.

“La junta Directiva y asociadas de los organismos sin fines de lucro están integradas únicamente por ciudadanas de otras nacionalidades, contraviniendo lo establecido en el artículo 12 de la Ley 115,  que establece que solo el  25% de las personas que integran el organismo sin fines de lucro pueden ser de otra nacionalidad y el 75% deben ser nicaragüenses”, señala.

Leer además: Violencia política: la antesala del circo de las elecciones municipales

La cancelación de ONG se da en medio de una fuerte represión a la Iglesia Católica. Este martes, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, ordenó la censura de TV Merced, Canal Católico de Matagalpa de Telecable, según denunció el obispo de esa diócesis monseñor Rolando Álvarez, por medio de su cuenta de Twitter.

La dictadura utiliza como argumento la Ley 1,115, conocida como la “Nueva Ley de ONG de Nicaragua”, misma que violenta una serie de derechos a las organizaciones sociales y a la ciudadanía en general.

El 20 de mayo de 2022, la dictadura ya había cancelado el Canal Católico de Nicaragua, de la programación de las empresas internacionales Claro y Tigo, después que monseñor Rolando Álvarez denunciara asedio y persecución de parte de agentes policiales.

Monseñor Rolando Álvarez tuvo que refugiarse en la iglesia Santo Cristo de Las Colinas, ubicada en Managua en donde pasó tres días en ayuno y oración, hasta que terminara el asedio.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email