Eurodiputados piden respuesta a expulsión de Muscheidt

La expulsión de Nicaragua de la embajadora de la Unión Europea, Bettina Muscheidt, así como el rompimiento de relaciones diplomáticas del país centroamericano con Holanda, continúa generando expresiones de rechazo, principalmente en la comunidad internacional europea.

La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, se refirió en la apertura de la sesión plenaria a la expulsión de la jefa de la delegación de la UE en Managua.

La postura de Metsola llega después que la Unión Europea publicara un comunicado este domingo asegurando que responderá “de forma proporcionada” a la expulsión de Muscheidt por parte de la dictadura sandinista.

Metsola recordó que hace sólo dos semanas, el Parlamento pidió un diálogo incluyente y una solución pacífica para superar la crisis política, social y de derechos humanos en el país.

Leer además: Dictadura controlará producción audiovisual a través de la Cinemateca

“El régimen de Ortega y Murillo no puede continuar aislando a Nicaragua de la comunidad internacional”, afirmó.

“Desde el PE, seguiremos combatiendo la erosión de las estructuras democráticas, comprometidos con un orden basado en normas, en interés del pueblo nicaragüense”, añadió Metsola.

Partido Popular llama a aplicar más sanciones a la dictadura

Por su parte, el Partido Popular consideró este lunes que la Unión Europea ha de responder “sin ambages” ante la expulsión el pasado 28 de septiembre, de su embajadora en Nicaragua, Bettina Muscheidt.

La portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, demandó de nuevo “sanciones más estrictas contra la tiranía de los Ortega-Murillo. No podemos quedar impasibles ante el constante atropello a los derechos humanos y los ataques a la libertad.”

Leer además: UE responderá «de forma proporcionada» a expulsión de embajadora en Nicaragua

“La expulsión de nuestra embajadora es una prueba más de que el dictador Daniel Ortega no da marcha atrás en el sistema totalitario y antidemocrático que implementa contra los ciudadanos. Todo lo contrario, cada vez es peor y nos quiere lejos para que no podamos proteger los derechos humanos de los nicaragüenses”, añadió Montserrat.

El eurodiputado del Partido Popular, Leopoldo López Gil, recordó que el Parlamento Europeo pidió en el pasado Pleno, en una resolución, actuar ante estas violaciones de los derechos humanos, contemplando la suspensión del acuerdo comercial y la activación de la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación.

“El Parlamento Europeo condenó en los términos más enérgicos la represión con hostigamientos, torturas, exilio y cárcel para los defensores de derechos humanos, incluida la Iglesia Católica, instaurándose una política de estado represora contra ella”, dijo López Gil.

La resolución del último Pleno se centró  en la detención del obispo de Matagalpa Rolando Álvarez, en cuyo debate participaron, además de López Gil, Antonio López-Istúriz y Gabriel Mato, para pedir la liberación del líder católico y el endurecimiento de las sanciones.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email