Asilo Sor María Romero cierra sus puertas tras anulación de ONG

A raíz de la cancelación de la personería jurídica de la Fundación para la Dignidad Humana Nicaragüense, el asilo de ancianos Sor María Romero, en Managua, se vio obligado a cerrar sus puertas debido a que dependía económicamente de la entidad ilegalizada por la dictadura, a través del Parlamento.

En una carta escrita a mano el pasado 6 de abril de 2022, la administración del asilo notificó a los familiares de los adultos mayores que alberga que se inició un proceso de retiro.

“La administración del asilo Sor María Romero hacemos del conocimiento de ustedes que la Junta Directiva de dicha fundación acordamos y ratificamos la necesidad de comunicarse a nuestras oficinas para el debido retiro de sus familiares a la brevedad posible”, señala la carta firmada por María Lourdes Chacón, Gerente administrativa.

Café con Voz se comunicó con Chacón pero aseguró que prefiere no abordar el tema para evitar problemas. Sin embargo, confirmó la veracidad de la carta que circula en redes sociales.

Café con Voz: Dictadura respalda invasiones de colonos con universidad en el corazón de Bosawas

En marzo, el Parlamento al servicio de la dictadura cerró 25 organizaciones no gubernamentales, entre estas, Operación Sonrisa de Nicaragua, la Asociación de Periodistas de Nicaragua Dr. Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, y el ambientalista Centro Alexander Von Humboldt para la Promoción del Desarrollo del Territorio y la Gestión del Ambiente, Centro Humboldt.

Carta enviada por Chacón a los familiares de adultos mayores en el asilo.

También fueron canceladas la Fundación Ágora Parneships, Fundación para la Autonomía y Desarrollo de la Costa Atlántica de Nicaragua, Asociación Civil Emprendedores Juveniles de Nicaragua, Asociación Club Harvard de Nicaragua, Fundación para la Dignidad Humana Nicaragüense y el Club Social de Matagalpa.

Le puede interesar: Implementación de sanciones y Renacer ha sido deficiente

Situación compleja para adultos mayores en Nicaragua

Nicaragua apenas cuenta con alrededor de 20 centros especializados en la atención de adultos mayores y al menos seis especialistas en gerontología en todo el país.

Según datos del Instituto Nicaragüense de Información de Desarrollo, INIDE, disponibles en el Anuario Estadístico 2019, la población con edades de 60 años o más alcanzó los 521,922.

Según datos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, apenas 169,671 adultos mayores reciben pensiones de vejez y vejez reducida. Es decir, que según las cifras oficiales de la dictadura, al menos 352,251 adultos mayores no cuentan con una pensión para enfrentar la vejez.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email