Dictadura retira a su embajador en España

La dictadura sandinista ordenó este jueves el retiro de su embajador en España, Carlos Midence, al señalar que el funcionario está sometido a continuas presiones “y amenazas injerencistas” en su contra, que hacen imposible el ejercicio de su labor diplomática.

«El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República de Nicaragua, a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores, comunica a esa Cancillería del Reino de España, su decisión de retirar de funciones al embajador Carlos Midence», detalló el Ministerio de Relaciones Exteriores, controlado por la dictadura, en un comunicado.

«Esta decisión responde a las continuas presiones y amenazas injerencistas sobre nuestro embajador, que hacen imposible el ejercicio de la labor diplomática», sostuvo la dictadura.

Café con Voz: Guaidó dice que delegación EE.UU también se reunió con él

Midence, quien dicen que es escritor y fue nombrado embajador en diciembre de 2021, es Coordinador Académico del Programa Nacional de Capacitación impulsado por la dictadura, Director de la Escuela Nacional de Cuadros del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Director de Cultura y Comunicación del Banco Central de Nicaragua, así como director y asesor de cultura en distintas universidades de este país, Director y editor de editorial Amerrisque.

Nicaragua sin embajador de España desde agosto

El 11 de agosto de 2021, España llamó a consultas a su embajadora Nicaragua por las acusaciones vertidas sobre su persona y España por parte del dictador Daniel Ortega. En su lugar, quedó el Encargado de Negocios de España en Nicaragua, Jaime Ramos.

Le puede interesar: Menéndez critica negociaciones entre Biden y Maduro

“El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, ha llamado a consultas a la embajadora de España en Managua, María del Mar Fernández-Palacios, tras la nota emitida ayer por el gobierno nicaragüense en el que se vertían graves e infundadas acusaciones contra España y sus instituciones», afirma un comunicado de cancillería.

Además, España denunció en ese momento el recrudecimiento de la represión por parte de la dictadura contra actores políticos y sociales de la oposición, así como contra medios de comunicación independientes.

Horas antes, la cancillería de Nicaragua acusó a España de injerencias en sus asuntos internos.

La dictadura sandinista no permitió el ingreso a la embajadora española y por ende, se advirtió a Midence que si no se permitía su retorno, se aplicaría el principio de repciprocidad.

“El Ministerio de Asuntos Exteriores ha convocado hoy al Embajador de Nicaragua en España ante la negativa de aceptar la vuelta a Managua de la Embajadora de España. Dada la asimetría existente, se anunció al Embajador que se aplicaría el principio de reciprocidad, con lo que tomaron la decisión de retirar su Embajador con carácter inmediato”, señaló la cancillería de España a Despacho 505.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email