Douglas Farah: “Nicaragua forma parte de una Alianza de Estados criminales”

Nicaragua forma parte de una alianza estratégica entre Estados criminales, cuyo objetivo principal es evadir las sanciones impuestas por la comunidad internacional democrática.

Aunque se cobija bajo la protección de Rusia, China e Irán, solamente el gigante asiático podría brindar beneficios económicos, mientras que los otros, contribuirán con asesoría técnica y militar, a cambio de ganar territorio frente a Estados Unidos.

Douglas Farah, presidente de la firma consultora de seguridad Nacional, IBI Consultants y miembro visitante Sénior en el Centro de Operaciones Complejas de la Universidad de Defensa Nacional, periodista y escritor, expresó en entrevista a Café con Voz, que Estados Unidos se ha ido retirando del hemisferio de una manera alarmante y que otros países llenan esos huecos, aunque no necesariamente sean democráticos.

Café con Voz: Más familiares de secuestrados políticos suscriben pronunciamiento

¿Cómo observas la decisión de Daniel Ortega de cobijarse bajo enemigos de Estados Unidos como China, Irán y Rusia?

China tiene una estrategia para cercar a Estados Unidos y tiene la idea de construir un imperio económico en la región, teniendo los recursos para hacerlo. Ellos ofrecen dar dinero a los gobiernos de turno y no exigen nada de derechos humanos, transparencia. Tener presos políticos para ellos no es ningún problema, pero sacan los recursos de la pesca.

Es una alianza que protege el autoritarismo venga de donde venga, ya no son tan ideológicos como antes.

Lo que sorprende de Ortega es que tardó tanto en relacionarse con China, teniendo a Taiwán. En este momento de crisis, decidió irse con China que tiene recursos e influencias en Naciones Unidas. Ahora China va a proteger los intereses de Daniel Ortega a nivel internacional.

¿Qué tanto puede ofrecer China a la dictadura de Ortega?

Es parte de la narrativa que ellos venden. Realmente China no viene a prestar ayuda económica, sino a sacar el mayor provecho que puedan. Hay mucho daño ecológico en cada país que ellos llegan, porque no toman medidas para proteger el medio ambiente.

Irán no tiene recursos. Lo que ofrece es una alianza de países autoritarios con un común de un régimen revolucionario y un gobierno religioso que mantienen un odio contra Estados Unidos.

Báez: “Los tiranos quisieran ver una iglesia con la boca cerrada”

Rusia no tiene muchos recursos. Lo que ellos quieren vender son armas y ofrecer entrenamiento, pero no están en condiciones de llegar a Nicaragua con inversión o intercambios, por la distancia. Los costos de enviar y traer son altísimos.

¿Cómo consideras que está manejando el asunto Joe Biden?

Sin duda Estados Unidos se ha ido retirando del Hemisferio de una manera alarmante. Hay otros países que van a buscar llenar esos huecos. De los socios que pueden llenar esos vacíos, China es el que puede tener más que ofrecer.

Rusia va directamente a apoyar la inteligencia de Daniel Ortega y Nicolás Maduro. Eso es más dañino de manera directa que la ayuda China. Lo que vienen a hacer los Iranís traerán consecuencias muy negativas al pueblo de Nicaragua, con una finalidad amenazante a Estados Unidos.

China da oxígeno a las dictaduras y Daniel Ortega podrá respirar más tranquilo y podrá sobrevivir más de lo que podría sobrevivir sin esa ayuda.

¿Cuánto facilita al crimen organizado que haya Estados como Rusia, Irán y China unidos con un socio en Centroamérica como Nicaragua?

Es una alianza de Estados criminalizados, donde los estados, en lugar de combatir la corrupción, es socio del crimen internacional. El gran pionero ha sido Hugo Chávez, Evo Morales, Daniel Ortega y lo que estamos viendo es una amplificación de esa estrategia que no son del eje bolivariano, como El Salvador.

El Estado puede dar más aporte diplomático a criminales, pueden prestar su territorio, dejar que los carteles mexicanos y colombianos pasen por ahí pagándole al régimen sandinista.

Le puede interesar: Cosep aprovecha dolor de familiares de secuestrados para “zampar” diálogo sin precondiciones

Cuando dan paso libre en sus países con documentos del Estado, se convierte todo en una empresa criminal, que es peligroso para Estados Unidos y para todos los que amen la democracia.

¿La visita de Moshen Reizai a Nicaragua, cómo se debe tomar por la Comunidad Internacional?

Es una burla a la comunidad internacional, porque pueden. Es parte de la cobardía de la OEA, de Washington y de los líderes de la región. Esto demuestra la impunidad y la capacidad de crear estas alianzas que muestran una gran debilidad política en lo que está pasando en nuestros países.

El lavado de dinero se usa para criminalizar a opositores, ¿cómo observás lo que sucede en Nicaragua analizando lo que en realidad consiste el lavado de dinero?

Para lavar dinero se debe tener acceso a los bancos y sistema financiero y eso lo controla el gobierno. No está en mano de particulares, entonces los que conforman las redes de lavado son del gobierno Ortega – Murillo.

Esto lo hemos visto en Bancorp, Albanisa y varias instancias donde la dictadura ha lavado, no unos millones, sino miles de millones a través de su sistema bancario.

Es muy fácil criminalizar actividades que a un gobierno no le gustan. Pueden criminalizar las noticias o lo que les den la gana, una vez que tengan el control absoluto, como lo ha logrado Ortega. Antes, mucha gente no quería decir que Daniel Ortega era un dictador autoritario; es un dictador.

Uno no puede mover en un Estado así para cometer lavado de dinero sin que el gobierno esté involucrado.

Todo este fenómeno de criminalización tiene un mismo patrón, los dictadores no son originales. Todos los dictadores han traicionado a sus países.

El oro es actualmente el rubro de mayor exportación en los últimos tres años, ¿existe una estrategia de lavar oro para saltar las sanciones?

Las Farc tienen cercanías con Ortega y buscan mercado en un fenómeno en que Turquía y Emiratos Unidos están moviendo 70 toneladas de oro de Venezuela.

EL oro es complicado porque una vez está fuera de su país de origen, no se puede rastrear. Los países que lavan exportan más oro de lo que produce, Nicaragua está exportando 30% más de lo que produce.

En este fenómeno se involucran países como Turquía, donde un dictador se hace amigo de otros dictadores.

El oro es el mecanismo más fácil de mover y más difícil de rastrear.

¿Qué se puede hacer más allá de las sanciones contra este crimen organizado internacional? ¿Qué falta para que el mundo democrático empiece a tipificar a estos gobiernos como lo que son?

Lo que ha traído esa alianza de países es esa capacidad de que se busque dar oxígeno a países sancionados.

Estados Unidos sigue creyendo que lo de Nicaragua, Venezuela, las Farc son hechos individuales y no una gran alianza estratégica. No han buscado la interconexión de los bancos en el mundo y que todo es parte de un mismo juego.

Se está buscando los pedacitos y no todo el rompecabezas. Hace falta una definición del crimen organizado internacional promovido por los Estados.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email