“Turbulencia” tras comunicado de grupo de familiares de secuestrados políticos

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y la Alianza Universitaria de Nicaragua, AUN, respaldaron el pronunciamiento de un grupo de secuestrados políticos que leyeron un comunicado el pasado martes 25 de enero de 2022, solicitando “unidad” entre los sectores para crear condiciones para un diálogo con la dictadura.

“En Alianza Universitaria Nicaragüense, AUN, apoyamos y hacemos nuestro el pronunciamiento que los familiares de los presos políticos realizaron el día de ayer (martes, 25 de enero de 2022), entre ellos, los familiares de Lesther Alemán y Max Jerez, líderes y fundadores de nuestra organización.

“La liberación de todos los presos políticos es una demanda nacional que nos convoca a todos. Mientras haya presos políticos Nicaragua no tendrá tranquilidad, democracia y prosperidad. De esta manera, compartimos con los familiares de los presos políticos en que “todos anhelamos una paz duradera y unidad genuina, pero esa paz y unidad nos van a eludir mientras no se dé la liberación de nuestros 170 presos”, señaló AUN.

AUN secundó la aseveración de los familiares de secuestrados políticos de que la liberación podría ser un paso inicial para un mayor grado de “serenidad” para los hogares nicaragüenses.

“Acompañamos a los familiares de los presos políticos en la lucha por su liberación, que es también nuestra lucha y la lucha de todo el pueblo nicaragüense”, señaló AUN.

Alianza Cívica asegura que nació “para negociar”

La Alianza Civica, por su parte, destacó que continúan apostando por un diálogo y una negociación con la dictadura de Daniel Ortega.

Le puede interesar: Dictadura descongela juicios a presos políticos

“Nuestra Alianza no cree en la confrontación ni en la violencia, por ello; hemos apostado siempre al diálogo y la negociación sincera pues es el único camino para una solución pacífica a la crisis”, señala la Alianza Cívica.

La organización opositora, debilitada a raíz de su unión al Partido Ciudadanos por la Libertad en 2021, respaldó el llamado a la Iglesia Católica para encabezar un proceso de “unificación ciudadana” para la liberación de los presos políticos.

“Cada una de las personas encarceladas, torturadas y condenadas en juicios espurios es inocente y, por tanto; exigimos su liberación inmediata, sin condiciones y con garantías de no repetición”, señaló.

Por su parte, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, secundó a través de su cuenta de Twitter, el llamado a dialogar por parte de algunos familiares de reos políticos.

“Nuestro apoyo a familiares de reos políticos en Nicaragua”, señaló Almagro, aludiendo al comunicado.

Llueven críticas a comunicado que llama a negociar

La Unión de Presos Políticos, UPP, se solidarizó con los secuestrados políticos pero descartó cualquier proceso de negociación con la dictadura.

Leer más: OPS confirma variante ómicron en Nicaragua

“Los mecanismos de impunidad jamás tendrán como resultado una paz verdadera y una democracia sólida, y son síntoma de los ciclos de violencia que hemos sufrido históricamente”, señalan.

“Hasta hoy sigue intacto nuestro compromiso de desconocer cualquier negociación que conlleve a la impunidad de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el FSLN y el Estado de Nicaragua, a través de cualquier mecanismo. La libertad de las y los presos políticos debe darse sin condiciones de ningún tipo porque siempre han sido inocentes”, señalaron.

Negociación es “transacción cruel”

Por otro lado, la organización CU Nicaraguenses Libres, calificó de “transacción fraudulenta” una eventual negociación con la dictadura para conseguir la liberación de reos de conciencia.

Le puede interesar: Ortega no asistirá a toma de posesión a Honduras

“Sabemos, además, que el régimen, y aquellos que intentan estabilizarlo a través de un nuevo proceso de “diálogo”, apuntan a utilizar a las personas presas políticas como moneda de cambio en una transacción cruel y fraudulenta que solo busca oxigenar al sistema y lograr su ansiado “aterrizaje suave”, señalaron en un comunicado.

Por otro lado, aseguran que el llamado a diálogo de algunos familiares de presos políticos es a raíz de presiones de la dictadura.

“Sabemos que el régimen y sus cómplices presionan a personas presas políticas y a sus familiares a aceptar ser parte del nuevo “diálogo” a cambio de ser excarcelados”, afirman.

Además señalan que el propósito de una negociación “no es solo presentar al mundo la apariencia de una “apertura” que reduzca las presiones internacionales, y permita que los cómplices políticos del régimen se escondan tras un falso “humanitarismo”: tratan de romper la espalda al espíritu de lucha de los secuestrados, someterlos a humillación pública, hacerlos aparecer ante la población como un símbolo de derrota popular y no de la rebeldía del pueblo que lucha por ser libre”.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email