Politólogo considera que no habrá cambios en la política exterior de Honduras hacia Nicaragua

Aunque el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández ha sostenido encuentros con el dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, para eventualmente obtener asilo político después de su mandato, los juicios en su contra por narcotráfico en Nueva York podrían continuar.

El politólogo hondureño, Miguel Cálix, aseguró en una entrevista a Café con Voz, que a diferencia de los asilos políticos otorgados anteriormente por Nicaragua a expresidentes salvadoreños (Mauricio Funes Cartagena y Salvador Sánchez Cerén), el caso de Hernández se vincula al narcotráfico e investigaciones abiertas en su contra en Estados Unidos.

“Nadie desconoce la situación de Hernández en los juicios en Nueva York. Podría esperarse que los juicios continúen. El haber ostentado la banda presidencial no es un obstáculo para los norteamericanos. No es lo mismo darle asilo al expresidente salvadoreño con cargos de corrupción que darle a un expresidente con cargos de narcotráfico en Estados Unidos”, afirmó Cálix.

No obstante, el gobierno de  la presidente electa Xiomara Castro deberá decidir si colabora con Estados Unidos si se abre un proceso legal contra Hernández.

Leer también: OPS confirma circulación de cuatro variantes de covid-19 en Nicaragua

“¿Qué pasará después del 27 de enero?, esa es una respuesta que le tocará brindar al gobierno de Xiomara Castro si ocurriera un proceso contra Hernández y Estados Unidos solicitara extradición”, dijo.

Honduras mantendrá postura sobre Nicaragua en foros regionales

Cálix aseguró que no espera un cambio en la política exterior de Honduras hacia Nicaragua y que se cobijará bajo el argumento de “no intervención en los asuntos internos”

“No me los imagino votando en contra y debido al equilibrio en la región, habrá abstenciones adoptando la postura de México. No creo que cambie la posición del gobierno de Xiomara Castro debido a la composición mixta de su gobierno”, dijo Cálix.

Le puede interesar: Dictadura no transparenta ejecución de cooperación para Eta e Iota

Por otro lado, Cálix descarta un acercamiento con las dictaduras de la región (Cuba, Nicaragua y Venezuela)

“Sin duda el contexto regional de este futuro gobierno es diferente al que se vivía en 2009. Ni está vivo Hugo Chávez, ni Venezuela goza de la bonanza económica que en algún momento tuvo, ni Cuba tiene una posición tan relevante como tuvo”, afirmó.

Triunfo de Castro es un hecho histórico

Cálix considera que la victoria electoral de Castro es un hecho histórico porque se concluyen tres períodos consecutivos del Partido Nacional en el poder.

“Es un hecho histórico por muchas razones, no solo porque asume la primera mujer en Honduras, sino que se da después de tres períodos continuos de un partido en el poder. También resulta histórico porque quien asume fue la primera dama del expresidente Manuel Zelaya, que fue derrocado en 2009”, dijo Cálix.

En ese sentido, destacó que para lograr la victoria, los partidos opositores se unieron en una coalición.

“El Partido Nacional aspiraba a un cuarto mandato y los partidos de oposición comprendieron que tenían que hacer una Coalición para enfrentarse al partido en el poder. Al 13 de octubre, Salvador Nasralla decide declinar su posición como candidato presidencial y eso hace que la mayoría de votos que tenía se sumen a la candidatura de Castro”, aseguró.

Para Cálix, el Partido Liberal tenía pocas probabilidades de ganar ya que su candidato Yani Rosenthal tiene un perfil un poco complicado, al haber estado en una cárcel en Estados Unidos investigado por lavado de activos en 2020.

“Es una victoria de la coalición, no es de Xiomara Castro. La mayoría de los votos que la cobijan hoy fueron en castigo al Partido Nacional. Es un gobierno mixto que demandará a la señora Castro mucha negociación y mucho diálogo”, añadió Cálix.

Comparta este artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email