Rosario Murillo se está vengando de todos los que truncaron su aspiración presidencial, dice su hija Zoilamérica

La hija de Rosario Murillo e hijastra de Daniel Ortega, Zoilamérica Ortega Murillo, dijo que la arremetida del régimen sandinista que lideran sus padres es resultado de la frustración, miedo y el arraigo al poder, que de perderlo, quedarían muertos en vida.

Entrevista central Zoilamérica Ortega Murillo, 8 de junio de 2021.

El régimen de Daniel Ortega apuesta desmoralizar a la población opositora a su dictadura y de esa manera declarar victoria entre sus bases para permanecer en el poder por un período más, dijo este martes su hijastra Zoilamérica Ortega Murillo.

La socióloga exiliada en Costa Rica tras denunciar a Ortega por violación sexual en su contra y que luego su madre, Rosario Murillo, le haya llamado “loca e indigna”, dijo que el actuar de la pareja dictatorial, es muestra de la desesperación de perder el poder, ya que al no ostentarlo quedarían “muertos en vida”.

La hija de Rosario Murillo manifestó que el hecho de saber que perderán el poder, incomoda a la pareja dictatorial, pues quedarían expuestos ante la justicia internacional, sin ninguna inmunidad que les proporcione la política, por eso consideran que mantenerse en la presidencia es de vida o muerte por todos los delitos cometidos desde el año 2007, en el que Ortega regresó al poder.

Sed de venganza porque destruyeron su sueño: Ser presidenta

La socióloga de 53 años exiliada en Costa Rica, dijo que el actuar de la consorte de Ortega muestra una sed de venganza por el estallido de abril que ha sido “el grito más grande que se les ha dado en la cara”, cuando creían tener controlado al país y rayado un cuadro sin alteraciones, procurando una sucesión dinástica, que fue frustrada de un tajo.

“Ella se ha hecho la responsable de mantener ese poder intacto y por tanto, toma como una falta de respeto personal lo que sucedió en abril de 2018, fue una mancha en su trayectoria de ´lideresa’, en su visión de la madre de Nicaragua que ha querido convertirse y que no pudo, porque abril de 2018 permitió verlos como son realmente y eso no lo van a perdonar”, explicó.

Asimismo se refirió a que Murillo actúa de manera vengativa por las frustraciones que ha tenido en la vida, de no lograr su cometido de ser presidente de Nicaragua ni destacar en el periodismo ni poesía.

“Creo que hay un espacio que se ha pretendido crear y que la propia personalidad hace que ella recibe personas que pueden ser adeptos en una etapa y le fallan porque decidieron pensar con criterio propio y vendrán otros, esa es la práctica del estilo de la mafia del que si no estás conmigo, hasta ahí llegas, dentro del danielismo responsabilizan a Rosario de la división desde lo interno”, resaltó.

También, dijo que el sello de su madre ha sido notorio en la escalada de represión y ahora la judicializacion en contra de líderes de oposición, en clara alusión de que lo que les estorbe lo eliminarán con su afán de perpetuarse en el poder para gozar de inmunidad.

“Todas las personas que han significado un estorbo para su poder, tarde o temprano van a recibir venganza, así de complicada es esa mentalidad, no hay posibilidad de disentir, todo lo diferente es el enemigo y realmente los únicos que pueden convivir con ese sistema de ideas, son los que continúan ciegos, secuestrados y atrapados en esa realidad”, dijo la mujer que denunció a su padrasto por violación sexual en 1998.

“El aferrarse al poder va a ser de vida o muerte, esto no escapa al contexto histórico, Nicaragua ha sido un laboratorio para que una dictadura se disfrace de legitimidad, engañó a la comunidad internacional, quieren seguir siendo parte de convenios y acuerdos internacionales, los comunicados, proclamas y redes sociales, no son suficiente para contribuir con el cambio que quieren los nicaragüenses”, consideró.  

Asimismo dio sus puntos sobre el accionar en contra de la familia Chamorro. “Rosario Murillo tuvo un vinculo con esa familia (Chamorro), sintió en aquellos tiempos, lo experimentó, se sintió no reconocida y desde entonces, como siempre lo han hecho para cubrir su verdadero problema, le dan un argumento político, en éste caso el argumento será la oligarquía, la burguesía y contra otros será el vínculo con los Estados Unidos”, dijo Zoilamérica.

“Este fabricar pruebas, no es otra cosa que una justificación política para todas las razones (de venganza) de su propia personalidad, por eso es que tan peligroso, porque no habíamos encontrado dictadores que desde la política el elemento de su realización personal y por tanto, llegar a ser capaces de cometer los crímenes que sea con tal de no perder el poder”, añadió.

El sello de Murillo en la represión

¿Cuanto de Rosario Murillo hay en la represión? “En general hay una mente criminal y una mente que aprueba, usan el poder político para canalizar todas las emociones, el sello más importante que tiene toda esta práctica tiene que ver con el manejo de la subjetividad”, añadió.

“Como lo hemos visto, estamos enfrentados a una ola de violencia sin límites, Nicaragua ha venido sufriendo la práctica de una política criminal, cada preso político y persona que es objeto de detención, es un golpe moral en la impotencia que nos puede generar, se nos está aplicando a todos una violencia emocional-sicológica, para hacernos creer que estamos derrotados, controlados, esta es la señal profunda del miedo del régimen, esta es la demostración de la mayor debilidad y todos nuestros compañeros presos políticos; y los recientemente detenidos, están siendo rehenes de una mente macabra”, dijo Zoilamérica.

Asimismo, la hijastra del dictador dijo que Ortega necesita dar estos golpes a la oposición para enviar el mensaje a su militancia de que todo lo que hace es para salvar a Nicaragua, sin embargo, explicó que los nicaragüenses también tienen una cuota de responsabilidad al permitir que caudillos se traten de presentar como los salvadores del país.

“Están en una guerra porque necesitan fabricarle victoria a sus seguidores, necesitan alimentarse de esa fe ciega, están alimentándole a sus seguidores victorias, necesitan traer memoria en que están derrotando al imperialismo, (porque saben que) muchos de sus seguidores reconocen que Nicaragua necesita un cambio”, sostuvo.

Lea más: Dictadura de Ortega-Murillo va contra Juan Sebastián Chamorro y FUNIDES

Oposición debe decidir no jugar la farsa de Ortega

Por otro lado, Zoilamérica manifestó en la entrevista central de Café con Voz que con las jugadas políticas de inhibición, imputación de delitos contra precandidatos presidenciales, cancelación de personerías políticas, asedio y hostigamiento contra defensores de derechos humanos y periodistas independientes, Ortega y Murillo, están marcando su juego político de cara a las elecciones generales que carecen de condiciones, sino que impone las suyas.

Para la socióloga y educadora, la oposición debe unificarse para denunciar el fraude electoral que desde ya está montando Ortega.

“Es el momento en no estar en la cancha que ellos están fabricando, un proceso electoral diseñado para sus propósitos, la unidad es indispensable y nos va a abrir otras alternativas y más en estos momentos de saber si si o no, vamos a participar en este juego electoral donde ellos están poniendo las reglas y condiciones”, indicó.

Le puede interesar: Suiza también condena actos represivos de dictadura Ortega-Murillo

Por otro lado, dijo que la lucha también emprendida en contra de comunicadores es porque les estorba la revelación que ha hecho la prensa independiente en casos de corrupción, violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad.

Según Zoilamérica, su madre siempre ha intentado crear un mundo paralelo cuando suceden crisis en Nicaragua.

“Es una oferta cruel lo que venden, paralelo a las protestas, te brindan un mundo de celebraciones, y quien se rebele, va al exilio… los que estamos afuera estamos rehaciendo nuestras vidas y la rehacemos en casas de campaña, casi en una especie de campamento; la humildad es importante, no vamos a construir un paraíso en el exilio, tenemos la mitad del corazón en Nicaragua”, dijo.

Lea más: Félix Maradiaga: crónica de otro secuestro anunciado por la dictadura Ortega-Murillo

Descarta interés en la política

Durante la entrevista central de Café con Voz, la socióloga fue consultada sobre si tiene algún interés en aportar al cambio democrático del país, a lo que respondió que su interés es seguir educando a como lo ha venido haciendo todos estos años de exilio desde Costa Rica.

“Por ahora soy profesora, el exilio me ha ayudado a confirmar una vocación, mi mayor contribución quisiera hacerla desde lo educativo, me parece que un lugar importantísimo del cambio es el crecer con los muchachos, no tengo una ruta hacia eso, quiero contribuir con lo que sea, mi primer espacio de vida es ser educadora”, dijo.

Le puede interesar: Juan Sebastián Chamorro: “No le tengo miedo a la dictadura Ortega ni a la cárcel”

Violación de Ortega en su contra no tuvo justicia

Al finalizar, Zoilamérica recordó que su padrastro Daniel Ortega y su madre Rosario Murillo, siempre promovieron la impunidad en violaciones a los derechos humanos y principalmente en el abuso que cometió el dictador nicaragüense en su contra en los años 90.

Para Zoilamérica, nunca se hizo justicia en ese caso por el control que siempre ha ejercido Ortega en el Poder Judicial, aún cuando estaba en oposición entre 1990 y 2006; y que aunque quiso cambiar el apellido de lastre de la familia en el poder no pudo. “No tuve acceso a un proceso judicial que me permitiera deshacer el vinculo de adopción, en este caso, hay una realidad, no lo pude hacer por la vía legal, no tenia condiciones para invertir, mi nombre es la identidad más importante, los apellidos me han acompañado y tendrán una connotación en mí.. el acceso de la justicia se me dejó como condición en la que no tenia recursos, estuve sola, estuve expuesta a que lo judicial se convirtiera en algo político, no es justo que mi historia sea parte de conveniencia o inconveniencia”.

Añadió que existe asidero para revivir su caso en cortes internacionales de países donde Ortega abuso de ella cuando viajaban junto a su madre en los años 80’s, pero que por el momento no está en disposición de apuntar en esa dirección, porque no quiere que su causa sea usada nuevamente como un elemento político.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email