Sacerdote Uriel Vallejos: “Monseñor Rolando Álvarez está enfermo”

El sacerdote exiliado Uriel Vallejos confirmó que el Obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, no se encuentra secuestrado en casa de sus familiares y que su salud está quebrantada, lo cual ha encendido las alarmas en la feligresía católica nicaragüense.

Vallejos aseguró en su cuenta de Twitter, que fuentes confiables le informaron que la condición de Álvarez y de los otros sacerdotes secuestrados no es la mejor.

“Monseñor Rolando y los sacerdotes encarcelados no pueden estar bien. Fuentes confiables confirman que uno de los sacerdotes está perdiendo la visión y los oídos. Los otros están sumamente delgados y enfermos. La alimentación es muy mala”, señaló.

“Mons. Rolando está enfermo. La atención médica la brinda el mismo sistema. Y su alimentación también”, añadió.

También confirmó que Álvarez no se encuentra en casa de sus familiares, como lo aseguró la Policía Sandinista.

Leer además: No habrá procesiones de La Purísima en Masaya por restricciones policiales 

“Monseñor no está con su familia. Lo que sufren los sacerdotes, Obispos y seminaristas es inhumano. SOS por los sacerdotes, laicos y Obispo. El pueblo está alarmado por esta situación”, añadió contradiciendo al cardenal Leopoldo Brenes, quien aseguró que Álvarez estaba “bien de salud”.

Lo que dijo el cardenal y la guardia sandinista

El arzobispo de Managua aseguró a la agencia AFP el 14 de noviembre que Álvarez “de salud está muy bien, espiritualmente muy bien. Él dice que mira estas cosas como un momento de su historia, un momento del espíritu y él piensa que algo de manera personal va a sacar de todo esto”.

Le puede interesar: No habrá procesiones de La Purísima en Masaya por restricciones policiales 

El 19 de agosto, la Policía Sandinista, al servicio de la dictadura de Daniel Ortega, confirmó el secuestro de Monseñor Rolando Álvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, quien permanecía retenido junto a otros cinco sacerdotes en la Curia Episcopal de Matagalpa por quince días.

La Policía informó que realizó un “operativo” la madrugada de del 19 de agosto en la Curia Episcopal de Matagalpa, el que supuestamente “permitió recuperar la normalidad para la ciudadanía matagalpina” y aseguraron que el Obispo de esa Diócesis, Monseñor Rolando Álvarez se mantiene en “resguardo domiciliario” con su familia.

La Guardia aseguró que intentó comunicarse con Álvarez mientras permanecía retenido en la Curia Episcopal con el fin de solicitarle que desistiera de realizar “actividades desestabilizadoras y provocadoras”, pero que al no lograrse la comunicación, realizaron “el operativo”.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email