Dictador reaparece defendiendo farsa electoral y amenazando a empresas con más impuestos

El dictador, Daniel Ortega, defendió la farsa electoral, a la vez que anunció más impuestos para las compañías telefónicas en Nicaragua. El tirano reapareció este martes 8 de noviembre, dos días después de haberse auto agenciado el total de las alcaldías del país.

“Fueron elecciones donde no se dispararon balas, no se quemaron a estudiantes, policías, jóvenes, no se incendiaron centros médicos, centros escolares, no se bloqueó al pueblo, no se bañó de sangre, como los terroristas, financiados por el Imperio yanqui, bañaron de sangre a Nicaragua”, señaló el tirano en cadena nacional de radio y televisión.

Ortega consideró que “por primera vez” en la historia de Nicaragua, la población depositó su voto “pensando en el bienestar de la familia”. No obstante, el Poder Electoral, bajo su control, y la organización independiente Urnas Abiertas, reconocieron altos niveles de abstención, el primero con números alterados la ubicó en más de 23% y el segundo, con 82,7%.

“Podemos decir que es un hecho histórico esta elección del pasado domingo, porque por primera vez en la historia de nuestro país el pueblo depositó su voto pensando en el bienestar de las familias y no pensando en partidos políticos, en tanto que están convencidos que el partido político al que ellos pertenecían no había hecho nada, y que no quedaba más camino que seguir votando por el Frente”, dijo.

Leer además: Fallece Roberto González, Secretario General de la CST y reconocido desestabilizador social

Además, Ortega arremetió contra las organizaciones de oposición en el exilio, especialmente en Costa Rica.

“A pesar de eso, de los millones que les han invertido y que les dan desde Costa Rica. Costa Rica es una base que tienen ellos ahí, no lograron provocar hechos de violencia. ¿Por qué? Porque ya este pueblo está convencido que vale más, vale mucho más para el progreso y bienestar del país, un voto que una gota de sangre… ¡Vale más! ¡Vale más!”, dijo.

Ortega aprovechó la ocasión para arremeter contra los obispos de la Iglesia Católica de Nicaragua.

“Ellos ya se sentían dueños de Nicaragua, y algunos obispos ya se sentían también gobernando Nicaragua, y no tomaban en cuenta que aquí en este país a lo largo de la historia el pueblo ha tenido que enfrentar, una y otra vez, a los imperialistas de la tierra, desde los que llegaron con Colón a hacerse dueños de las tierras que no eran de ellos, a robarle la riqueza a nuestros antepasados, a esclavizarlos, explotarlos, asesinarlos, a tratar de borrarles su identidad, hasta los expansionistas e imperialistas yanquis”, dijo Ortega.

Le puede interesar: Nicaragua es el representante extremo de las dictaduras en América Latina

Hace advertencia a compañías de telecomunicación

Luego de abordar cómo construirá nuevas carreteras con concreto hidráulico y no con asfalto, Ortega se dirigió a las compañías de telecomunicaciones, advirtiendoles que incrementará los impuestos a este sector.
“Aquí privatizaron empresas que dan ingresos multimillonarios, desgraciadamente esos gobiernos entregaron, y claro, se ganaron también por debajo sus centavitos, sí, buenos centavitos se ganaban por debajo para que les dieran a ellos esas concesiones, y concesiones que tienen que ver con las comunicaciones”, dijo el dictador.

“Aquí esas empresas tienen ingresos multimillonarios, es cierto que tienen que pagar un impuesto, pero no es una relación justa la que tenemos, y ahí habrá que ver con ellos cómo se habla para que puedan aportar más. Tanto ganan más, tanto más deben aportar por la vía de los impuestos para poder construir más escuelas, más puestos de salud, más carreteras, más caminos. ¡Sí, más deben aportar!”, añadió.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email