EE.UU con serias dificultades para bloquear fondos a la dictadura

Estados Unidos se ha encontrado con serias dificultades al intentar bloquear el financiamiento de organismos multilaterales para la dictadura de Daniel Ortega, indicó un informe del Departamento del Tesoro al Congreso en n Washington.

El documento indica que Departamento del Tesoro de Estados Unidos, se ha opuesto a todo financiamiento a la dictadura sandinista por parte de instituciones financieras internacionales, como el el Fondo Monetario Internacional, FMI, Banco Interamericano de Desarrollo, BID y el Banco Mundial.

No obstante, asegura que no existió “buena coordinación” para bloquear los recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2021.

“El Tesoro se opuso activamente al préstamo de $ 186 millones a Nicaragua a través del RFL / RCF combinado del FMI en noviembre de 2020. Los esfuerzos de Estados Unidos de oposición y coordinación, no lograron bloquear la aprobación de este préstamo por parte de la Junta Ejecutiva, la presión de la Junta que pudo generar el Tesoro, logró dirigir la mitad de los fondos desembolsados ​​a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y al Banco Mundial”, dice el documento.

Leer además: Lula gana por estrecho margen a Bolsonaro y vuelve a la presidencia

A través del Informe al Congreso sobre las Actividades de las Instituciones Financieras Internacionales en Nicaragua, Estados Unidos, señala que el Tesoro se opuso al préstamo de $186 millones a Nicaragua a través del RFI/RCF combinado del FMI en noviembre de 2020.

Dictadura debe rendir cuentas de la mitad del dinero

Además, detalla que el FMI requirió una auditoría externa independiente para la parte del préstamo que fue directamente a la dictadura de Daniel Ortega.

Nicaragua solicitó al FMI un préstamo de $186 millones a través del Instrumento de Financiamiento Rápido/Facilidad de Crédito Rápido (RFI/RCF) de la instancia para atender las necesidades de financiamiento de emergencia ante la pandemia.

Le puede interesar: Daniel Ortega a EE.UU: «Más sanciones contra nosotros, más migrantes para ustedes»

La Junta del FMI aprobó este préstamo en noviembre de 2020. En respuesta a las inquietudes planteadas por los Estados Unidos y otros miembros de la junta, el FMI aseguró acciones previas relacionadas con el fortalecimiento de la gestión financiera y la transparencia, así como la implementación de terceros para la mitad de los fondos.

El reporte expone que la política actual del Tesoro, es oponerse a todo financiamiento desembolsado a la dictadura por las instituciones financieras internacionales, incluyendo préstamos al sector privado nicaragüense.

“Como resultado de los esfuerzos del Tesoro, las operaciones del BID y el Banco Mundial, se han limitado al sector privado y, desde 2020, a los préstamos soberanos que cumplieron con los criterios de excepción de la Sección 4, inciso (b) de la Ley Renacer. El Tesoro ha comunicado claramente los mandatos legislativos de los Estados Unidos a la gerencia, el personal y otros accionistas importantes a fin de disuadir a las entidades financieras de presentar tales propuestas a las Juntas respectivas para su consideración”, señala.

Añade que esta política ha impedido con éxito que el financiamiento de los BMD llegue a la dictadura, aumentando así la presión sobre el mismo régimen para restaurar los derechos humanos del pueblo nicaragüense.

El Tesoro expresa que a partir de abril de 2022, la cartera soberana pendiente total de Nicaragua con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es de $ 2.3 mil millones; en el Banco Mundial $874 millones.

Desde abril de 2018, los bancos multilaterales de desarrollo (BMD) solo han aprobado tres nuevas operaciones soberanas para la dictadura y estas solo desembolsan a implementadores externos para proyectos relacionados con pandemias o de respuesta a desastres.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email