Brasil se prepara para una segunda vuelta y sorprende a Bolsonaro

Brasil seguirá en vilo otras cuatro semanas. El presidente Jair Bolsonaro sorprendió en la primera vuelta electoral de ayer domingo, votando por encima de lo que pronosticaban las encuestas, llevando a Luiz Inácio Lula da Silva a un balotaje el próximo domingo 30.

Al término de un conteo agónico que empezó dando a Bolsonaro una ventaja de hasta siete puntos pero que luego se fue reduciendo a cuentagotas, los resultados situaron al expresidente Lula con 48,3% de los votos, frente a 43,2% para el mandatario, con el 99,6% de los colegios electorales escrutados.

Las principales encuestadoras habían vaticinado una amplia ventaja para Lula desde hacía meses e incluso habían previsto la posibilidad de que el expresidente ganara ya este domingo sin necesidad de balotaje el 30 de octubre.

Sin embargo, Bolsonaro resistió y logró un resultado en el que solo sus partidarios se empeñaban en creer.

Mientras, Lula, que incluso había reservado la emblemática avenida Paulista para celebrar su victoria por todo lo alto en San Pablo, tendrá que pelear ahora por cada voto.

Leer además: UE responderá «de forma proporcionada» a expulsión de embajadora en Nicaragua

“Los resultados de hoy forzarán a Lula a cortejar a los votantes centristas e incluso los conservadores de manera más agresiva en las próximas cuatro semanas”, dijo en un tuit Oliver Stuenkel, profesor de Relaciones Internacionales de la Fundación Getulio Vargas (FGV) en San Pablo.

Bolsonaro ha centrado su estrategia de campaña en los valores morales (”Dios, patria, familia”), un discurso patriótico y los ataques a su adversario, al que se refiere como el “ladrón” y “expresidiario”.

¿Qué pasará en el balotaje?

En el caso probable de una victoria de Lula, como indican todos los sondeos recientes, “el escenario a corto plazo puede ser más incierto debido a la necesidad de un debate más severo sobre el presupuesto de 2023, lo que mantendría la elevada prima de riesgo de la moneda brasileña a medio plazo”, elaboran. “También observamos que una victoria de Lula podría generar otros puntos de controversia, como la definición de su equipo económico, y en particular, su ministro de economía, lo que podría mover los mercados”, agregan.

Le puede interesar: Báez: «No resignarse a los discursos cínicos y mentirosos de los malvados»

La reelección de Bolsonaro podría ser moderadamente positiva para los activos locales, indican los analistas de la Fintech, “dado que el actual presidente ha expresado una mayor inclinación a apoyar el mercado y limitar el gasto público, presentando una resolución más rápida de la estampida fiscal”. “Una sorprendente victoria de Bolsonaro en la segunda vuelta sería percibida por los inversores como una noticia alcista para el real”, adelantan.

A pesar de que el resultado más probable de las elecciones ya ha sido descontado en gran medida por los mercados antes de la votación, alertan los expertos de Ebury de que sigue existiendo incertidumbre en torno al real, “aunque quizás esta desventaja se ve compensada por las altas tasas de interés en Brasil”.

Jair Bolsonaro dio a conocer un plan menos agresivo para reformular la estructura tributaria y brindó una solución a la inconsistencia fiscal. Mientras que las propuestas electorales de Lula, según consideran los analistas, exigen un mayor gasto.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email