Báez: «No sirve para ser discípulo de Jesús el que guarda silencio temeroso»

Quien vive atemorizado y silenciado frente a la injusticia “no sirve para ser discípulo de Jesús”, afirmó este domingo Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, obispo exiliado desde 2019.

Durante una Homilía desde la Iglesia Santa Agatha, en Miami Florida, Báez, señaló que “tomar la cruz y seguir a Jesús”, es vivir y anunciar los valores del evangelio sin desanimarse.

“Por eso, no sirve para ser discípulo de Jesús quien vive atemorizado y silenciado frente a la injusticia, intentando ¬–muchas veces inútilmente– evitar padecer las represalias de los poderosos. No sirve quien vive evitando problemas y conflictos, corriendo el riesgo de hacerse cómplice de los tiranos y opresores”, dijo Báez.

Añadió que tomar la cruz es también bajar al mundo de los pobres y de las víctimas para estar de su parte, sentir sus angustias y luchar por su dignidad y su liberación.

“Tomar la cruz es sobre todo asumir las consecuencias dolorosas de luchar para eliminar el sufrimiento de los crucificados de la sociedad”, expresó.

Jesús, la antítesis de los populistas

Leer además: Senador Rubio cuestiona silencio de Biden y las «insuficientes» palabras del Papa Francisco

“¡Qué distinto es Jesús a los líderes populistas, que se presentan encarnando las aspiraciones del pueblo y pronunciando discursos exaltados con los cuales solo pretenden someter a las masas! ¡Qué distinto es Jesús a los políticos que explotan irresponsablemente el nacionalismo, se autoproclaman la voz de los pobres y maquillan las encuestas para aparecer populares! ¡Qué distinto es Jesús a los políticos que se aprovechan de las necesidades de la gente, ofreciéndoles dádivas superfluas y prometiéndoles resolver todos sus problemas!”, expresó.

Se refirió a que Jesús sabía que la religión es manipulable y que el mismo nombre de Dios se puede usar de forma egoísta.

“Jesús no es ingenuo y sabe también que la religión es manipulable y que el mismo nombre de Dios se puede usar en modo egoísta para propio provecho”, expresó.

“A veces la familia se puede volver un mundo cerrado en sí mismo, asfixiante y egoísta, que impide ver el mundo y el sufrimiento de la gente, frenando el compromiso de algunos de sus miembros en favor de la caridad, la justicia y el bien. Pues bien, ni los afectos más íntimos, deben anteponerse al amor de Jesús”, añadió.

Báez señaló que a Jesús no le interesaba la popularidad, ni el número de personas que le seguían, a diferencia de los líderes populistas.

Báez se solidariza por el secuestro de Obispo de Matagalpa

Báez expresó que celebraría la eucaristía en comunión con el Obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, quien cumplió un mes bajo secuestro de la Policía Sandinista.

«Quiero celebrar esta eucaristía en comunión con mi hermano Obispo, Rolando Álvarez, quien cumple hoy un mes de haber sido secuestrado por la Policía de la dictadura en Nicaragua. Que el señor fortalezca a Monseñor Rolando y que muy pronto pueda estar en libertad para volver a su Diócesis como pastor», dijo Báez.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email