Dictadura ordena censura de TV Merced en Matagalpa y Jinotega

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, ordenó la censura de TV Merced, Canal Católico de Matagalpa deTelecable, según denunció el obispo de esa diócesis monseñor Rolando Álvarez, por medio de su cuenta de Twitter.

«Hoy día del Perpetuo Socorro, hemos sido notificados por Telecable, que Telcor nos ha eliminado de la parrilla de dicha empresa. Nos encomendamos a la Virgen. Y volvemos a preguntarnos: ¿Por qué será? Dios nos ayude», escribió Álvarez, para luego añadir «estoy hablando de TV Merced, canal de la Diócesis de Matagalpa».

La información fue ampliada posteriormente la dirección ejecutiva del medio mediante un comunicado durante la noche del 27 de junio.

“Estimados amigos: Al mediodía de este lunes 27 de junio del 2022, hemos sido notificados por la Gerencia de Telecable que por orientaciones del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones (Telcor), Tv Merced, Canal Católico de la Diócesis de Matagalpa es eliminado de la parrilla de programación de dicha empresa en Matagalpa y Jinotega”, se lee en el comunicado del ahora canal censurado.

“En estos 9 años de servicio desde nuestra fundación el 8 de septiembre de 2013, hemos acompañado la misión pastoral de nuestra iglesia diocesana nicaragüense y universal, llevando el mensaje del Señor, consuelo y esperanza a los ancianos, enfermos y pueblo fiel de Dios que peregrina en nuestra iglesia particular”, añade el comunicado.

Sin embargo, afirman que seguirán transmitiendo su señal «acompañando al pueblo» a través de sus cuentas de Facebook y Youtube.

Una feroz persecusión

El 20 de mayo de 2022, la dictadura ya había cancelado el Canal Católico de Nicaragua, de la programación de las empresas internacionales Claro y Tigo, después que monseñor Rolando Álvarez denunciara asedio y persecución de parte de agentes policiales.Telcor ordena sacar del aire al Canal Católico

Monseñor Rolando Álvarez tuvo que refugiarse en la iglesia Santo Cristo de Las Colinas, ubicada en Managua en donde pasó tres días en ayuno y oración, hasta que terminara el asedio.

Sin embargo,desde el inicio de la insurrección de abril en 2018, el régimen de Ortega ha iniciado una persecución religiosa contra los sacerdotes y obispos de la iglesia católica, la cual se acrecentó durante el segundo trimestre de 2022.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email