Rusos tienen base cerca de Posoltega, asegura ex militar

Cuatro años antes del estallido de la crisis sociopolítica, Rusia tenía instaldas bases militares en el país centroamericano, incluyendo una en San Miguel, cerca de Posoltega, departamento de Chinandega, afirmó un ex militar nicaragüense.

“Desde cuatro años antes de abril existe presencia de rusos en Nicaragua. Dos años antes del fenómeno de abril se denunció la base de Nejapa, donde hay vigilancia. Su trabajo es espiar las comunicaciones cifradas de la embajada de Estados Unidos”, dijo Federico Aguado, exmilitar del Ejército Sandinista a Café con Voz.

Aguado señaló que además de la conocida base de Glonass en Nejapa, la base militar de Posoltega cuenta con ingeniería para que los satélites no puedan ubicarla.

“Ahí hay una base de inteligencia, después de la Mina El Limón, unos 2 kilómetros al Oeste, está la base militar. Es una zona de bosque que no se puede detectar fácilmente con satélites. Tenemos conocimiento que parte de las cosas que bajaron de la Fragata el Moscú, están ahí”, señaló.

Le puede interesar: PCIN exige liberación de Miguel Mendoza y Miguel Mora

“Es un centro de inteligencia que actúa como un puesto de mando de las fuerzas armadas de Rusia que obtiene información por rastreo de radio y de antenas o radio exploración electrónica. Luego, los criptólogos traducen el cifrado. Este trabajo se coadyuva con traidores e informantes”, añadió.

Aguado refirió que luego de la autorización de la dictadura para el ingreso de tropas de Rusia, la zona muestra más actividad militar.

“En esa zona hay presencia de camiones con forma de tortuga, que son los que se utilizan para transportar cohetes. La gente aledaña está preocupada porque ve presencia militar fuerte en la región”, señaló.

En el círculo de la izquierda, podría estar ubicada la base militar rusa, cercana al municipio de Posoltega, en Chinandega.
Foto: Google Maps.

Tropas rusas en Nicaragua generan inestabilidad en la región

La presencia de Rusia en Nicaragua se remonta a la década de 1980, en el conflicto armado a raíz de la Revolución Sandinista. No obstante, Aguado consideró que Ortega en la actualidad está sirviendo de cuña del dictador de Rusia, Vladimir Putin, para ejercer presión a Estados Unidos.

“Las maniobras militares tienen un objetivo meramente político, no solo humanitario. Nadie se siente satisfecho con las declaraciones de Ortega, hay nerviosismo en Costa Rica y Colombia. Crear esa situación no es nada bueno. Esto si crea una situación de inestabilidad para Nicaragua y Centroamérica”, añadió.

Le puede interesar: SIP condena confiscación de Trinchera de la Noticia

La iniciativa para autorizar el ingreso a Nicaragua de tropas rusas, país que mantiene una guerra en Ucrania, fue aprobada por el Parlamento, al servicio de la dictadura, el pasado 14 de junio.

En la iniciativa, Ortega explicó que «año con año, el Ejército de Nicaragua realiza ejercicios humanitarios con otros ejércitos y fuerzas armadas», incluidos los de Cuba, Estados Unidos, México, Rusia y Venezuela, con el fin de mejorar la calidad técnica y profesional de los militares nicaragüenses.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email