Secuestro y campaña difamatoria contra de sacerdote

La Iglesia Católica guarda silencio sobre el secuestro del sacerdote Manuel Salvador García, párroco de la Iglesia Jesús Nazareno de Nandaime, Granada, quien fue detenido el pasado miércoles 1 de junio por la noche.

El cura ha sido víctima de una campaña de difamación por parte de los medios afines a la dictadura, quienes publicaron un vídeo donde el sacerdote sacó un machete y vocifera contra agentes policiales. Además, el régimen lo acusa de agredir físicamente a una mujer.

Según el Diario La Prensa, una fuente cercana expresó que el sacerdote, de 57 años, decidió movilizarse a su casa de habitación en Carazo, donde fue secuestrado.

“Agentes de la policía y antimotines rodearon la casa y se lo llevaron con mucha violencia, lo golpearon como si fuera el último criminal. La familia no sabe hasta el momento dónde está”, relató la fuente a La Prensa.

El familiar aseguró que considera que la decisión de secuestrarlo responde a una represalia política, puesto que el sacerdote ha sido crítico a la dictadura sandinista, desde 2018, cuando fue párroco de la Iglesia San Pedro Apóstol en Diriá, Granada, donde supuestamente “se ganó muchos enemigos”

Aparece supuesta víctima

Este jueves 2 de junio, la supuesta víctima, Martha Candelaria Rivas Hernández, de 44 años, a través de una entrevista a medios oficialistas, aseguró que el sacerdote la agredió físicamente en el rostro.

La supuesta víctima aseguró que tomaron varios tragos de “Flor de Caña” y que le revisó el celular, lo mal interpretó y le reclamó, por lo que el sacerdote reaccionó con ira en una discusión.

Café con Voz: Cristiana Chamorro cumple un año de secuestro

La supuesta víctima aseguró que el sacerdote le dio una palmada con un candado y que conocía al sacerdote a finales de 2019 y que sostenían una “amistad íntima”. No obstante, luego se contradijo asegurando que se conocían desde 2021.

Juez sandinista dicta prisión preventiva

Medios oficialistas informaron la noche de este jueves 2 de junio, que el juez local de los juzgados de Nandaime, Jaime Aguilar Ney, dictó prisión preventiva para el sacerdote, acusado de lesiones graves en perjuicio de Martha Candelaria Rivas, en la parroquia de Jesús de Nazareno (Calvario), del municipio de Nandaime.

La oficialista Radio Ya lo señala de haber tenido problemas de la misma índole en Diriomo con una joven feligrés.

Le puede interesar: Nelson Lorío solicita ayuda para no quedar sin vivienda

Además, expresa que se prevé que el caso sea remitido a los juzgados de violencia de Granada, sin que se conozca de momento la fecha exacta para la audiencia inicial.

Hostigamiento a la Iglesia Católica

En las últimas semanas, la dictadura sandinista incrementó sus ataques a la Iglesia Católica, al rodear al padre Harvy Padilla, en Masaya y al Obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez Lagos.

Ambos religiosos fueron liberados. No obstante, la dictadura eliminó de la grilla de programación de televisión por cable al Canal Católico de Nicaragua.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email