Dictadura prepara cancelación de otras 96 ONG

El diputado sandinista Fliberto Rodríguez, solicitó ante la primera secretaría del Parlamento, al servicio de la dictadura, la cancelación de 96 Organizaciones no gubernamentales, incluyendo el Centro de Estudios Internacionales que fundó Zoilamérica Ortega Murillo, hijastra del dictador Daniel Ortega.

La lista incluye al Instituto Nicaragüense de Desarrollo, INDE, con personalidad jurídica otorgada en 1964 y uno de los brazos críticos a la dictadura del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep.

Según la exposición de motivos, Franya Urey Blandón, responsable de la Dirección de Registro y Control de Organismos sin Fines de Lucro, del Ministerio de Gobernación, solicitó al Parlamento la cancelación de las 96 organizaciones.

Urey Blandón asegura que las organizaciones incumplieron la inscripción en el registro como agentes extranjeros, no entregaron Estados financieros con desgloses detallados y mantienen juntas directivas vencidas.

INDE, uno de los brazos críticos del sector privado

El INDE, en 2020, lanzó una campaña por el relevo en el cargo del presidente del COSEP, que ocuapaba José Adán Aguerri desde 2007, mismo que ahora es secuestrado político de la dictadura.

El INDE sostenía que “la renovación es necesaria para conseguir desarrollo económico, progreso, sostenible, paz social y estabilidad nacional”.

Café con Voz: RAE manifesta preocupación por cierre de Real Academia Nicaraguense de la Lengua

“La Nicaragua que soñamos y necesitamos, esa en la que todos anhelamos vivir, pasa por la democratización profunda de todos los espacios, foros, asociaciones, empresas e iniciativas de las que somos parte”, señalaba.

En 2013, el Centro de Estudios Internacionales CEI, que dirigía Zoilamérica Ortega Murillo, bloqueó un acuerdo de cooperación con Noruega por razones políticas.

En ese entonces, el vicecanciller Valdrack Jaenstschke «impidió la firma de convenios» entre Noruega y el CEI aduciendo «problemas políticos», se lee en la denuncia en un campo pagado en la prensa local.

«Estamos frente a un acto de abuso de poder que violenta derechos constitucionales y las convenciones internacionales de derechos humanos que esperamos sea rectificado», expone el CEI. «Solicitamos al gobierno de Nicaragua aclarar de manera pública las razones por las que se está ordenando a la cooperación internacional suspender el financiamiento al CEI y bloquear el trabajo que desarrolla», indicaba el comunicado.

Rodríguez amenazó con más cancelaciones

El pasado 4 de mayo, el diputado sandinista Filiberto Rodríguez, patrocinador de la iniciativa de ilegalización, elogió al Parlamento por cancelar, en una sola jornada, a 50 organizaciones, hecho inédito hasta este miércoles.

“No quieren rendir cuentas, no quieren decir de dónde vienen sus recursos, de qué países”, dijo Rodríguez en la sesión.

Le puede interesar: Madres de Abril llaman a redoblar resistencia cívica

Además, el diputado señaló que continuarán ilegalizando organizaciones que, a su criterio, utilizan subterfugios para seguir operando.

La jornada previa, el Parlamento, al servicio de la dictadura, canceló las personerías jurídicas de 83 organizaciones sin fines de lucro.

La solicitud también fue realizada por el diputado sandinista Filiberto Rodríguez, de la comisión de Paz y Gobernación de la Asamblea, quien argumentó que las ONGs no se inscribieron como agentes extranjeros “siendo sujetos obligados” de acuerdo con la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros.

Entre las 96 organizaciones previstas a cancelarse están:

Asociación Sociedad Nicaraguense de Pediatría

Asociación Pan y Amor

Fundación Centro de Estudios Internacionales, CEI

Federacion de Asociaciones profesionales de Nicaragua, Conapro.

Fundación de Apoyo a la Microempresa, FAMIC.

Asociació Nicaraguense por la Vida, Anprovida

Instituto Nicaraguense de Desarrollo, INDE.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email