¿Dictadura busca negociar con EE.UU para evitar más sanciones?

La dictadura sandinista estaría buscando acercamientos con Estados Unidos para la suspensión de sanciones, a cambio de liberar a los secuestrados políticos, según reveló el diario de Estados Unidos, The New York Times.

Según un artículo publicado por el medio de comunicación, poco después de la invasión rusa de Ucrania, Laureano Ortega Murillo, hijo de la pareja dictatorial, se “acercó silenciosamente” a Washington para reiniciar el diálogo, según revelaron funcionarios y diplomáticos familiarizados con el hecho.

The New York Times señala que “el auge” de Laureano, ha contribuido a que la pareja dictatorial permanezca en el poder.

“Un alto funcionario del Departamento de Estado de EE. UU. fue enviado a Managua para reunirse con Laureano Ortega en marzo, pero la reunión nunca se llevó a cabo después de que los Ortega aparentemente se arrepintieron. Laureano de 40 años, es visto como el hijo predilecto para suceder a su padre”, señala The New York Times.

Además, señala que la administración del presidente Joe Biden, busca acercamientos con los socios de Rusia en América, mostrando que el país asiático es una “potencia en declive”.

Café con Voz: Ortega ataca nuevamente a Colombia

“El 5 de marzo, poco después de la invasión de Rusia, altos funcionarios estadounidenses volaron a Venezuela para conversar, las negociaciones de más alto nivel entre los países en años”, señala The New York Times.

McFields confirma reuniones de la dictadura con funcionarios de Estados Unidos sobre sanciones

El exembajador de la dictadura ante la Organización de Estados Americanos, OEA, Arturo McFields, reveló que tuvo conocimiento de la reunión de Ortega con funcionarios de Estados Unidos.

“El Sr. McFields dijo que fue informado sobre el acercamiento de Nicaragua a Washington antes de renunciar y agregó que la familia Ortega y su círculo íntimo estaban tambaleándose bajo las sanciones estadounidenses. Los hijos del presidente no pueden vivir la vida cómoda a la que se han acostumbrado, mientras que el dinero necesario para pagar a los paramilitares progubernamentales o expandir la fuerza policial para manejar la creciente disidencia se reduce cada mes, Sr. McFields y un ex alto funcionario estadounidense” destaca el diario.

“Los hijos del presidente no pueden vivir las vidas cómodas a las que se han acostumbrado, mientras que el dinero necesario para pagar paramilitares progubernamentales o expandir la fuerza policial para administrar la disidencia en crecimiento cada mes”, dijo McFields en entrevista a The New York Times.

Café con Voz: Dictadura va tras religiosos y propiedades de secuestrados políticos

La publicación confirmó que consultaron a la vicedictadora, Rosario Murillo, sobre estos acercamientos, pero únicamente respondió con consignas “revolucionarias”.

“Con Rusia y Venezuela sufriendo bajo sus propias sanciones, La vocera y vicepresidenta de Ortega, su esposa, Rosario Murillo, no respondió a las preguntas sobre las conversaciones, sino que envió correos electrónicos con consignas revolucionarias. En el pasado ha denunciado las sanciones como agresiones imperiales”, señala.

Además, The New York Times consultó al embajador de Nicaragua en Estados Unidos, Francisco Campbell, sobre estos acercamientos. Sin embargo los negó y aseguró que no tenía nada que decir al respecto.

Aislamiento de Rusia es inminente

La dictadura sandinista parece estar clara de un eventual declive de Rusia en la guerra con Ucrania, según confirmaron funcionarios de Estados Unidos al medio de comunicación.

“Un alto funcionario del Departamento de Estado dijo que no estaba claro si el acercamiento de Laureano Ortega se debió a los temores de que el creciente aislamiento de Rusia afectaría al régimen de Ortega”, señala.

“Una conclusión clave de este alcance es que las sanciones de EE. UU. a Nicaragua claramente tienen la atención de la familia”, dijo Dan Restrepo, exasesor de seguridad nacional para América Latina durante la presidencia de Barack Obama.

Si la familia Ortega está dispuesta a discutir la liberación de los presos políticos, Washington se comprometerá, agregó el funcionario del Departamento de Estado. De lo contrario, Washington se está preparando para ejercer una presión adicional sobre el régimen con más sanciones.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email