Dictadura destierra a músico Carlos Luis Mejía

La dictadura sandinista negó el ingreso a Nicaragua al músico nicaragüense Carlos Luis Mejía Rodríguez, integrante de La Cuneta Son Machín e hijo del cantautor Carlos Mejía Godoy, a su regreso de un viaje familiar en Washington.

No obstante, según medios de comunicación independientes, en su escala en El Salvador le notificaron que no tenía permitido regresar a su país.

Jorge Mejía Peralta, hermano de Carlos Luis Mejía, reveló a través de sus redes sociales, que la dictadura negó el ingreso. Café con Voz se comunicó con Mejía Peralta quien aseguró que de momento no maneja más información.

Una fuente migratoria reveló al medio de comunicación Divergentes, que la orden de la dictadura fue no dejarlo regresar luego que la aerolínea envió a Managua los nombres de los pasajeros de ese vuelo.

La decisión de la dictadura se da en medio de una ola de persecución a artistas nicaragüenses, incluyendo el encarcelamiento de cuatro músicos, de los cuales fueron deportados dos.

Le puede interesar: SIP anuncia plan de acción para liberar a secuestrados políticos

Deportaciones a artistas

Una fuente artística dijo a Café con Voz que la artista Emilia Arienti, de origen italiano, fue deportada la semana pasada, en el marco de la captura del artista Josué Monroy, luego que participara en un concierto en homenaje al 15 aniversario de su banda.

Leonardo Canales, uno de los músicos secuestrados, fue deportado a Costa Rica, según confirmó La Antesala, el proyecto musical del cual formaba parte.

“Desde la Antesala informamos que nuestro director y colega, Leonardo Canales, ha sido deportado a su país de origen y ha llegado bien. Agradecemos las muestras de apoyo y cariño brindadas”, señala un comunicado de la productora musical.

A la vez anunciaron que concluyeron su espacio cultural “y agradecemos a los artistas y público que nos acompañaron durante este recorrido”.

Café con Voz: Carmona: “Cerrarán CPDH para que no haya nadie que documente sus abusos”

Sed de venganza de la dictadura

Otra fuente musical afirmó que hay una clara sed de venganza, por parte de la dictadura, a las bandas que dieron la espalda al régimen.

La fuente artística, expresó su preocupación por la persecución de la dictadura, puesto que considera que los conciertos son uno de los últimos espacios para expresarse.

“Estamos en una cárcel. Esos espacios son una forma en la que los chavalos pueden expresarse en la pintura, el canto, la poesía. Son formas liberadoras del alma y eso no le gusta al régimen, que la gente piense, cuestione y se libere”, señaló.

La Policía sandinista detuvo el martes 12 de abril, a Salvador Espinoza y Xochilt Tapia, propietarios de SaXo Producciones; a Leonardo Canales, director de La Antesala y a José Monroy, vocalista de banda Monroy & Surmenage, en un operativo policial simultáneo que consistió en el allanamiento de los negocios y viviendas.

El padre de Carlos Luis Mejía, el cantautor nicaragüense, Carlos Mejía Godoy, se exilió en Estados Unidos, después que en 2018 le amenazaron por sumarse a las protestas de abril con canciones. Lo mismo pasó con su hermano Luis Enrique l, quien tuvo que exiliarse en Costa Rica.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email