Erosión en el Estado y el FSLN es inevitable

La dictadura sandinista se enfrenta a fuertes roces, a raíz de las denuncias de funcionarios en el exterior y la desarticulación de la militancia histórica, misma que fue utilizada para la operación limpieza en 2018.

La dictadura ordenó desactivar el sandinismo histórico, según se revela en una circular atribuida a la Comisión Nacional de Atención al Sandinismo, coordinada por el supuesto comandante guerrillero y brigadista Leopoldo Rivas Alfaro.

Para el abogado y exfuncionario del Poder Judicial, Yader Morazán, estas acciones de la dictadura estimulan que la erosión en las bases del sandinismo y de los trabajadores del Estado se incremente.

¿Qué opinión tenés de los recientes roces dentro de la dictadura?

Todos son los mismos, peleando por lo mismo. Son dos tendencias peleando por el poder y la forma de llevar la criminalidad. El fondo de este pleito es para aprovecharse de la cosa pública.

Detrás de todo eso hay propiedades y un montón de cosas. Al final de cuenta, se convirtieron en una organización criminal que busca un beneficio económico.

Café con Voz: Bachelet acusa a Rusia de utilizar “bombas de racimo”

¿Qué tan grande es el malestar dentro del Estado?

La cultura del alacrán es insostenible y no se escapa a lo que está pasando dentro del Frente Sandinista y el Estado. Los trabajadores no pueden decir qué caras están las cosas. El nivel de presión de un trabajador es muy grande.

La erosión se ha venido dando paulatinamente, pero no todo mundo aparece en las cámaras diciéndolo. Uno de mis mejores amigos del Poder Judicial salió por veredas y dice que teme por su familia. Casi toda la Alcaldía de Ciudad Darío ya está en el exilio.

¿Qué tanto impactó la decisión de Arturo McFields según tus fuentes?

Es que lo de McFields es algo que no se menciona en los corredores del Estado. Nadie quiere decir nada de eso porque puede ser malinterpretado.

Sin embargo, ya se identifican a quienes se han abierto más en contra de la dictadura a través de mensajes secretos.

También pasaron a  retiro 40 militares, ¿cómo reaccionás a esto?

La erosión está en todos los niveles y en todos los espacios, incluyendo en el Ejército.

Para la insurrección de abril, tuve amigos lisiados en la Ciudad de Matagalpa, atendidos en el Hospital Militar con nombres falsas, para que no se vinculara. Altos mandos del Ejército apoyaron a opositores. Así como este caso, es probable que existan muchos más.

Café con Voz: ONU aprueba Mecanismo para rendición de cuentas de la dictadura sandinista

Existen grupos de Daniel Ortega terciados por los grupos afines a Rosario Murillo. Esto existe en todos los niveles. Yo conozco muchos Chinos Enoc en el Poder Judicial.

Durante muchos años, a los sandinistas históricos les cerraron las puertas viéndolos como organizaciones parasitarias, pero en 2018 los necesitaron.

Cuando les ofrecen algún tipo de beneficios, vuelven a lo único que saben hacer: volar tiros.

Los paramilitares, que eran retirados del Ejército y sandinistas históricos, les recortan el apoyo porque ya no los necesitan. Además, temen que estos tontos útiles se conviertan en una fuerza que se subleve contra ellos, al ser grupos que están armados.

El Frente Sandinista no tiene como mantenerlos y más bien son un estorbo, porque comienzan a exigir puestos y beneficios. Esos puestos ya están ocupados.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email