Parlamento aprueba reforma que exluye a la UCA del 6% constitucional

La dictadura sandinista excluyó a la Universidad Centroamericana, UCA, del 6% del Presupuesto General de la República Constitucional, a través de una reforma a la Ley de Autonomía de las Instituciones de Educación Superior, misma que expande las funciones del Consejo Nacional de Universidades, CNU.

La iniciativa fue aprobada en el Parlamento con 75 votos a favor, 0 en contra y 14 abstenciones.

La reforma establece en su artículo 47, que el Consejo Universitario aprobará las normas y reglamentos que regulen la vida académica, administrativa, financiera y orgánica de los institutos y centros académicos de investigación de las universidades miembros del CNU.

De igual forma, excluyen a la UCA de la presidencia y vicepresidencia del CNU, al establecer que únicamente la conformarán rectores de universidades comunitarias, interculturales y estatales.

Además establece intervenir a las universidades en coordinación con el Consejo Nacional de Acreditación, CNEA, supervisión, y promover “la implementación de la política de equidad  e igualdad de género y de prevención y erradicación de la violencia”

La diputada Maritza Espinales aseguró que la iniciativa busca “erradicar” el fraude académico y la estafa de algunas universidades a estudiantes.

Le puede interesar: ONU aprueba Mecanismo para rendición de cuentas de la dictadura sandinista

«Entre las reformas estamos planteando que el Consejo Nacional de Universidades revisará de manera permanente los planes los programas de estudio actualizándolos permanentemente ligado a la ley, estamos agregándole las funciones de administrar el registro nacional de los títulos significa que estamos asegurando que vamos a ir erradicando el fraude académico la estafa”, dijo Espinales.

Dictadura pretende asfixiar a la UCA

En una entrevista con Café con Voz, el abogado y exfuncionario del Poder Judicial, Yader Morazán, expresó que la dictadura pretende asfixiar económicamente a la UCA puesto que no ha logrado cerrarla, debido al alto costo político que esto representaría.

“Es un hecho que lo que quieren es asfixiar a la UCA, pero lo que haría la universidad es aplicar recortes y reducir el número de becados. Esto afectaría a los estudiantes y profesores, incluyendo a algunos sandinistas que se han beneficiado de la universidad”, señaló.

Café con Voz: Bachelet acusa a Rusia de utilizar “bombas de racimo”

“Una universidad tan sólida como la UCA debe adaptarse. Recordemos que es parte de una red de la Compañía de Jesús y de alguna manera, puede sufragar algunos daños”, añadió.

Por otro lado, señaló que la ampliación de facultades del CNU interfiere en la autonomía académica, puesto que se definirá desde esta entidad los planes de estudio de las universidades.

“La ampliación de facultades del CNU interfiere en la autonomía académica, pero lo que ahora va a decidir qué se va impartir en las clases y de qué forma”, señaló.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email