Nuncio Apostólico Waldemar Sommertag abandona Nicaragua

La Nunciatura Apostólica de Nicaragua confirmó a las delegaciones diplomáticas en el país centroamericano, que desde el 6 de marzo, el Nuncio Apostólico, Waldemar Sommertag “se ausentó”.

“La Nunciatura Apostólica de Nicaragua informa que el Secretario de la Nunciatura Apostólica, Monseñor Marcel  Mbaye Diouf, quedó al frente de esta misión diplomática en calidad de encargado de negocios a.i”, señala un breve comunicado de la Nunciatura.

Más temprano, Café con Voz llamó a los números telefónicos de la Nunciatura para corroborar la información y una persona que atendió la llamada aseguró que no tenía información en ese momento, sin negar la ausencia de Sommertag.

Café con Voz: Bachelet presenta actualización de informe sobre situación en Nicaragua

“De momento, no tenemos ningún comentario al respecto ni ninguna información para brindar”, aseguró la persona.

Previo a esto, fuentes extraoficiales de todo crédito revelaron a Café con Voz que Sommertag abandonó el país centroamericano a una solicitud de la dictadura sandinista.

Waldemar quien  es  licenciado en Derecho Canónico, llegó a Nicaragua en junio de 2018, a dos meses del estallido de la crisis sociopolítica, en sucesión de Fortunatus Nwachukwu, quien tenía cierta afinidad con la dictadura sandinista.

Waldemar Sommertag detiene agresión en Diriamba

El 9 de julio de 2018,  el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes y el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, junto a otros líderes religiosos, activistas, defensores y periodistas, fueron agredidos en la Basílica Menor de San Sebastián, en Diriamba, por simpatizantes del gobierno de Daniel Ortega.

La agresión ocurrió cuando los obispos viajaron a Diriamba, para liberar a un grupo de enfermeros y misioneros franciscanos sitiados por los parapolicías en el templo.

Monseñor Miguel Mántica Cuadra, párroco de la Iglesia San Francisco de Managua, relató en una entrevista a El Nuevo Diario, que una llamada de Waldemar Sommertag a la presidencia logró detener el ataque de paramilitares a los religiosos, activistas y periodistas.

Polémica visita a reos políticos

El Nuncio también visitó, en marzo de 2019 los Sistemas Penitenciarios La Modelo y La Esperanza, donde se reunió con secuestrados políticos.

Entre los que visitó Sommertag, estaban, la periodista Lucía Pineda Ubau, Irlanda Jerez, Amaya Eva Coppens Zamora, Medardo Mairena Sequeira, Edwin Carcache Dávila, Miguel Mora Barberena  y Cristhian Rodrigo Fajardo Caballero, quienes fueron secuestrados en 2018.

“El Señor Nuncio ha tenido una conversación personal, franca y abierta, escuchando con atención sus palabras, preocupaciones y esperanzas”, señaló  en ese momento el comunicado emitido por la Nunciatura Apostólica.

Sin embargo, algunas presas políticas, como Yaritza Rostrán, reveló que Sommertag parecía más “un agente de la dictadura”.

“Para qué quieren salir, si van a ir a hacer cosas malas”, señala Rostrán que les dijo el Nuncio.

Sommertag el “mediador” en segunda ronda de diálogo

Los empresarios de banca privada en Nicaragua, convencieron a Ortega para realizar un segundo diálogo, cuya sede sería el INCAE. En esas negociaciones, Sommertag participó con un enviado de la Organización de Estados Americanos, Luis Ángel Rosadilla, en la mediación.

Además, Sommertag partició en esta etapa, en la partida del Obispo Auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez.

Café con Voz: Roberto Rivas cómplice de Ortega, murió en la impunidad

“¿Qué pensar del nuncio? Como miembro del cuerpo diplomático del Vaticano pues ha hecho lo suyo, no perder un espacio que el Gobierno, para mí no honestamente, (sino) maliciosamente, cede para vender la imagen de que la Iglesia y el Papa y el órgano de Gobierno que tiene a través de la Nunciatura están con él y están avalando su proceso de diálogo”, confirmó el obispo emérito de Estelí, Monseñor Juan Abelardo Mata, en una entrevista a un medio de comunicación.

Anulación de cargo de Decano

El pasado 18 de noviembre de 2021, la dictadura anuló vía decreto la figura de “Decano del Cuerpo Diplomático”, que desde el año 2000 correspondía al Nuncio Apostólico, representante de la Santa Sede, según informó el Diario Oficial, La Gaceta.

Por tanto, a través de un decreto presidencial, el dictador sandinista reformó el artículo 6 del acuerdo que regula el protocolo del Estado en el que el Gobierno de Nicaragua reconocía como “Decano del Cuerpo Diplomático al Nuncio Apostólico de Su Santidad, y en su ausencia al embajador que hubiere sido acreditado con mayor antigüedad”.

Con dicha reforma, se estableció que “con el fin de cumplir con la Convención de Viena, que en su artículo 14 establece que no se debe hacer distinción algunas entre los Jefes de Misión y que insta a un trato igualitario entre todos, se anula la figura del Decano del Cuerpo Diplomático”.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email