Dictadura impone 13 años de prisión a Miguel Mora

La dictadura de Daniel Ortega impuso 13 años de prisión al periodista Miguel Mora Barberena, por supuestamente conspirar para cometer menoscabo a la Integridad Nacional, según confirmó el abogado Gerardo González Riega a medios de comunicación.

“La pena de 13 años de prisión e inhabilitación absoluta por el mismo periodo para el desempeño de función, empleo o cargo público, salvo lo dispuesto en la Constitución Política de Nicaragua, por ser autor directo del delito de menoscabo a la integridad nacional, en perjuicio del Estado de la República de Nicaragua y la sociedad nicaragüense”, establece la sentencia de la jueza Nadia Camila Tardencilla Rodríguez.

Mora cumplirá su condena en prisión el 30 de agosto de 2034

La sentencia detalla que Mora, quien cumplirá su condena el 30 de agosto de 2034 conspiró contra el Estado de Nicaragua y la Sociedad Nicaragüense para realizar “actos tendientes a afectar la naturaleza del Estado soberano e independiente, según lo establecido en la Constitución Política de Nicaragua”.

El fallo añade que Mora “incitó” a la injerencia extranjera en los asuntos internos, la desestabilización del país con financiamiento extranjero y acciones para afectar el Estado, según la sentencia ordenada por la dictadura.

Fiscalía pidió 15 años de prisión

El pasado 4 de febrero, la dictadura de Daniel Ortega, a través del Poder Judicial a su servicio, declaró culpables a los presos políticos Miguel Mora Barberena y María Fernanda Flores, del supuesto delito de “Conspiración para el menoscabo a la integridad nacional”.

Le puede interesar: Rodríguez confirma que ya “ocuparon” universidades ilegalizadas

La Unidad de Defensa Jurídica, a través de su cuenta oficial en Twitter, informó que la fiscalía pidió 15 años de prisión para el periodista fundador de 100% Noticias, Miguel Mora por el supuesto delito de “menoscabo a la integridad nacional” y la inhabilitación de cargos públicos.

Segundo secuestro a Mora

Mora, fundador del Canal 100% Noticias, confiscado por la dictadura la noche del 21 de diciembre de 2018, es uno de los aspirantes presidenciales en las elecciones de 2021, pretendiendo competir en el Partido de Restauración Democrática, PRD.

En 2018 fue detenido, junto a la periodista Lucía Pineda Ubau y acusado de “fomentar e incitar al odio y la violencia”. Posteriormente fue liberado en el marco de una Ley de Amnistía, aprobada por la dictadura en 2019.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email