Indocumentada nicaraguense es capturada en Suecia

Una mujer indocumentada, presuntamente originaria de Nicaragua, fue detenida en Suecia y entregada a las autoridades migratorias luego de haber ingresado a la vivienda de la Primer Ministra, Magdalena Andersson, en condición de empleada doméstica, supuestamente contratada por una empresa de limpieza.

Sin embargo, no está claro si la nicaragüense estaba realmente presente en la casa de la premier cuando llegó la policía sueca.

Según una publicación del medio sueco Expressen, la Policía llegó a la casa de Andersson después de que accidentalmente se activara la alarma antirrobo en la propiedad en Nacka, cerca de Estocolmo. Al llegar, la policía descubrió que a una de los dos trabajadores se le había emitido una orden de deportación.

Leer también: Ortega inicia usurpación del poder como ilegítimo, pidiendo “borrón y cuenta nueva”

Andersson, en el cargo desde noviembre pasado, dijo que había rescindido todos los contratos con la empresa de limpieza. 

“Incluso aquellos de nosotros que queremos hacer lo correcto podemos caer en problemas con los operadores dudosos”, dijo al diario Expressen el sábado.

Indocumentada pide asilo en Suecia

La mujer de 20 años aseguró que se “siente perseguida” en su país, al que atribuyen ser Nicaragua, debido a la existencia de un régimen del que está en contra, que ha tenido intenciones de perseguirla.

Le puede interesar: Canadá Reino Unido aplauden sanciones de EE.UU Y UE

“El futuro que veo es que me permitan permanecer en Suecia con permiso laboral, haciendo algo por mi vida, mi libertad y mi integridad. Lo segundo que veo es que me pueden deportar a mi país en el que hay un régimen al que estoy en contra. Este régimen quiere atentar contra mi integridad. Yo les dije que prefiero morirme acá que retornar a mi país”, dijo la mujer a Expressen.

Desconocía que se trataba de vivienda de la Primer Ministro

Por otro lado, aseguró que desconocía que la vivienda fuese propiedad de la Primer Ministra.

“Esa casa se limpiaba cada mes. No sabía que era la casa de la Primer Ministra, pero si sabía que era alguien importante. Es una casa que no tiene seguridad y es muy sencilla. La primera vez que fui dijeron que era de una ministra, pero yo no sabía de quién, porque me daban poca información”, dijo la nicaragüense a Expressen.

“Es un país muy hermoso que no tendré amenazas ni persecución como la que vivi en mi país”, añadió.

Según la mujer, la alarma antirrobo se activó cuando accidentalmente abrieron una puerta del garaje del Primer Ministro. Poco después, la policía llegó al lugar y pensó que se trataba de un robo.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email