Dictadura de Ortega persiste en mantener condiciones de confinamiento contra presos políticos

Un mes ha transcurrido desde que los carceleros de la familia Ortega Murillo permitieron a los presos políticos secuestrados a partir de mayo 2021 acceder a su derecho inalienable de ver a sus familiares, constatando estos últimos, las deplorables condiciones a las que someten a los reos de conciencia.

Pese de las resoluciones emitidas por los jueces en audiencias a Auxilio Judicial para permitir las visitas, entrevistas con familiares y la defensa técnica, también, pese al tiempo transcurrido, las autoridades mantienen el régimen de confinamiento arbitrario contra los ciudadanos, medidas que han sido condenadas por organismos defensores de los derechos humanos a nivel nacional e internacional.

Lea más de Café con Voz: Carcelarios del régimen mantienen en zozobra a familiares de presos

De nada han valido nuestras multiples peticiones verbales en Auxilio Judicial, donde los escritos no nos han sido recibidos. Queremos destacar que ni la defensa, ni familiares hemos tenido ningún tipo de comunicación directa de parte de ninguna de las autoridades de la Dirección de Auxilio Judicial, El Nuevo Chipote”, refiere el comunicado.

Daños físicos y psicológicos irreversibles

En el comunicado alertaron con sentido de urgencia, sobre los “riesgos inminentes” y los daños irreversibles a la integridad física y psicológica de los reos de conciencia, además de expresar sus temores por la vida de sus familiares. “A pesar de la situación de desnutrición severa y hambre en que los encontramos, persiste la negativa al ingreso de alimento, adicionalmente continúan pidiendo medicina que evidencia malestares gastro intestinales y vertigos, vinculados a su deficiente alimentación”, añaden.

Lea más de Café con Voz: Dictadura fabrica delitos contra opositores determina Human Right Watch

Por estas razones, los familiares demandaron nuevamente ante el Estado de Nicaragua, el Poder Judicial y la Dirección de Auxilio Judicial los siguientes puntos:

1. Que se establezca un calendario claro de visitas periódicas y frecuentes en condiciones de privacidad, sin acoso a familiares, incluyendo el acceso a hijas e hijos pequeños a comunicarse con sus padres/madres.

2. Que se respete el derecho a la defensa y que se permitan entrevistas libres y privadas con sus abogados defensores.

3. Que las familias podamos proporcionarles al menos un tiempo de comida al día a nuestros familiares para garantizar alimentos sanos, completos y alineados con sus necesidades particulares.

4. Cese inmediato del aislamiento y cese a los interrogatorios sin la presencia de sus abogados.

5. Que se nos reciban frazadas, colchas, y ropa de abrigo para reducir el frío que sienten todas las noches.

6. Garantías de entrega de paquetería y objetos básicos y necesarios en régimen carcelario (material de lectura, lentes, etc), de tal manera que puedan manejar en sus celdas alimentos, bebidas, ropa y artículos de cuidado personal de manera independiente y autónoma.

7. Otorgar al menos 20 minutos de sol al día. Y que se apaguen las luces a la hora del descanso.

8. Que los juicios sean públicos, como ordena la Constitución de Nicaragua, así como el ingreso de familiares y medios de comunicación a los mismos.

“Continuaremos con nuestra demanda colectiva de libertad y de respeto a los derechos humanos de todos nuestros familiares, así como las garantías del debido proceso”, concluye la misiva.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email