Cristian Tinoco: “Si voy a morir, quiero abrazar una última vez a mi padre”

Cristian Tinoco es hija del exguerrilleros sandinista Vito Hugo TInoco, quien también fue vicecanciller de Nicaragua tras el triunfo de la revolución popular sandinista, fue secuestrado el 13 de junio de este año y su hija ha desmejorado de salud, ella enfrenta cáncer de mama, teme no volver a ver a su padre, por lo que pide a los Ortega-Murillo, que le dejen ver a su procreador, aunque sea por última vez.

Cristian Tinoco es oftalmologa de profesión, hija del exguerrilleros sandinista y exvice canciller Victor Hugo Tinoco, quien fue secuestrado el pasado 13 de junio de este 2021, tras la arremetida brutal del regimen de Daniel Ortega en contra de la oposición, entre los que capturó se encontraban los disidentes sandinistas de Unamos, antes conocido como Movimiento Renovador Sandinista.

Esta profesional enfrenta dos crisis en su vida, parece de cárcen de mamas que le ocasionó que le amputaran sus senos y que ahora se le ha propagado a la cadera y columna, pero también enfrenta la tensión de no saber el paradero de su padre, a quien lo acusan de traición a la patria, un delito recién creado por el sandinismo contra aquellos que aplaudan, promuevan y pidan sanciones en contra de la dictadura.

La joven relata que ya su padre presentía que lo iban a capturar, por lo que días antes los fanáticos del régimen, habían hecho circular un vídeo en el que anunciaban acciones contra ex guerrilleros sandinistas.

Una camioneta con vidrios oscuros se pasaba las 24 horas en las afueras de la vivienda de Tinoco, pero su captura se consumó cuando decidió salir de su vivienda.

Tres días después, la sancionada policía allanó la vivienda de Tinoco, donde se encuentran su hija y seis mujeres más. La requisa duró unas tres horas y más de 30 antimotines se llevaron las pertenencias del que formó parte del régimen militar sandinista desde 1980 a 1990,, tras el derrocamiento de la dictadura somocista.

Esta condición hizo que el estado de salud de Cristian se agravara, provocándole estrés e hinchazón en el abdomen, de donde le ha sacado tres litros de liquido, padeciendo dolores y la angustia de no volver a ver a su padre, pues teme morir pronto.

“Lloré mucho cuando supimos de la captura de mi padre, fue traumático para toda la familia, luego vino el allanamiento y fue bastante duro porque fueron tres horas y media donde habían 30 oficiales con perros, pero solo habíamos siete mujeres, hubo un uso excesivo de la fuerza, mi salud se vino deteriorando a raíz de eso, no tenía el abdomen crecido, por qué digo esto, porque todo lo que vivimos a nivel psicológico, lo vivimos a nivel del cuerpo, no dejan ver a mi papá, me pusieron quimioterapia, mi medico dice que prácticamente no ha funcionado”, relató a Café con Voz.

Esta joven se enfrenta a la enfermedad desde el 2011, pero se lo trató en México donde lo superó, sin embargo, apareció una metástasis en 2015, lo que la ha mantenido convaleciente, pero gracias al cuido y atención que su padre, Víctor Hugo Tinoco, le brindaba, la vida se le ha alargado un poco más, aunque solo le diagnosticaran de tres a cinco años.

“La ayuda de mi padre y madre fue esencial, mi padre me acompañó a la ultima quimioterapia, mi padre es un padre excelente; siempre ha estado allí en los momentos de enfermedad, se quedaba conmigo, platicábamos muchas cosas, me arrancaron un gran apoyo que tenía en mi proceso de cáncer, se me fue arrancado mi padre que es un ser muy especial”, dijo.

Puede leer: El sufrimiento de la familia del cronista Miguel Mendoza, secuestrado hace un mes

Enfrenta crisis económica

Ante el secuestro de Tinoco, su familia ha venido sobreviviendo gracias al aporte familiar de parientes cercanos, sin embargo, desde el 13 de junio, se encuentran en una crisis económica debido a que el único sustento de la vivienda era sufragado por el exguerrillero, que gracias a su pensión, podía comprar alimentos y medicinas para su hija y familia.

De acuerdo con la profesional de la vista, el Instituto Nicaraguense de Seguridad Social (INSS) se niega entregarle la pensión de Tinoco a su esposa, porque le solicitan un poder legal otorgado por el secuestrado político, sin embargo, el régimen lo mantiene desaparecido, al igual que otros 27 líderes políticos, periodistas y precandidatos presidenciales, quienes recientemente se han unido a los más de 130 reos de conciencia.

Le recomendamos: Dictadura inicia semana con nueva ola de secuestros

Unamos, el talón de Aquiles de Ortega

Para Cristian, hija de Víctor Hugo Tinoco, su padre siempre tuvo deseos de ver a Nicaragua libre de las dictaduras y por no estar a favor de Ortega, este arremetió contra él y otros excomandantes que lideraron la revolución.

“Mi padre es una persona con sentimiento de nación, de dejar a su familia, su carrera y meterse a la montaña y luchar por una Nicaragua libre, luego vino el problema del poder, hay mucho desconocimiento, en los años 80 cuando mi papá fue vicecanciller, mi papá participó en los acuerdos de paz para que hubiera elecciones libres y transparentes… en el 2005 mi papá fue expulsado del partido por Daniel Ortega, porque le dijo que no se perpetuara en el poder, el partido en el que estaba empezó a tener características de no ser democrático, luego desde el Movimiento Renovador Sandinista ha alzado su voz en contra de Ortega y el gobierno actual”

La joven lamenta que esté viviendo en la actualidad la peor de las dictaduras de Nicaragua en los últimos 100 años, pero aun así, no pierde la esperanza de ver a su padre, aunque sea para despedirse por última vez.

“Le diría a Daniel Ortega y Rosario Murillo, les pediría por favor que sean justos, que pongan en practica la justicia y derecho y basado en eso como persona enferma, me dejen ver a mi padre para poderme despedir de él, para expresarle cuanto lo amo”, dijo.

Para suplir la necesidad de medicinas, la joven ha iniciado una recolecta de ayuda por medio de la plataforma GoFundMe, en la que busca recaudar 50,000 dólares para viajar a México y en caso de no funcionarle la quimioterapia, optar por otro tratamiento médico.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email