Dictadura inicia semana con nueva ola de secuestros

En su enfermiza sed de venganza y generar terror en la sociedad nicaragüense, la dictadura secuestró simultáneamente el lunes por la noche a los estudiantes Lesther Alemán, Máx Jeréz y a los miembros del Movimiento Campesino, Medardo Mairena y, Pedro Mena, Freddy Navas. Con ellos se suman 26 secuestrados en los últimos 33 días.

En un primer momento se hablo de Pablo Morales, miembro del Movimiento Campesino, como un sexto secuestrado el lunes por la noche, pero al parecer fue puesto en libertad.

El machote de la guardia sandinista que confirma las condenables acciones, indica que todos han sido secuestrados por haber incurrido supuestamente en delitos cotemplados en la Ley 1055, “Ley Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, soberanía y autodeterminación para la paz”, pero en el caso de los tres miembros del Movimiento Campesino ahora re-secuestrados, señala que los acusaron de delitos en la rebelión nacida en abril de 2018.

La guardia sandinista dice que “son cabecillas del asesinato de cuatro compañeros policías, ciudadanos civiles, secuestros y lesiones de 12 compañeros en el municipio de Morrito, Departamento de Río San Juan y de los tranques de la muerte en los departamentos de Chontales, Río San Juan y Zelaya Central, donde cometieron delitos de homicidio, robo con intimidación (asaltos), secuestros, extorsiones, violaciones, destrucción y daños múltiples, durante el fallido golpe de Estado de 2018”.

Medardo Mairena, es el sexto precandidato presidencial que ha sido secuestrado en el ultimo mes y tres días. Fue secuestrado por primera vez el 13 de julio de 2018 y liberado el 11 de junio de 2019 mediante la polémica Ley de Amnistía, después de ser condenado a 216 años de cárcel, cree en que “todos juntos podamos luchar por desarrollar esta nación, porque todos sabemos que la economía de este país está totalmente deteriorada y cada día más que Daniel Ortega continúe en el poder, es un día más de atraso para los nicaragüenses”. La misma Ley de Amnistía, aplicaron a los campesinos Pedro Mena y Freddy Navas.

Este último dejó un vídeo grabado antes de su secuestro del lunes, en el cual afirma que Daniel Ortega “no es el dueño de la vida ni de la muerte ni de la libertad de nadie” y que “Nicaragua será libre”.

Los casos de Lesther Alemán y Máx Jerez

En el caso de los estudiantes Lesther Alemán y Max Jeréz, miembros de la Alianza Universitaria Nicaragüense, AUN que a su vez forma parte de Alianza Ciudadanos por la Libertad, se les señala de ser supuestos “cabecillas de tomas y destrucción de los centros de estudios Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua, donde cometieron delitos de robo con intimidación (asaltos), secuestros, extorsiones, violaciones, destrucción y daños múltiples, durante el fallido golpe de Estado de 2018”.

Alemán fue secuestrado en la casa de su mamá Lesbia Alfaro, a quien aislaron en un cuarto de la vivienda, mientras el joven era golpeado antes de ser desaparecido. Alemán en un vídeo grabado en algún momento considerando su posible secuestro, dijo que “los que queden (libres) deben continuar (la lucha)” y “demandar la libertad de todos (los secuestrados) y de Nicaragua es la prioridad”.

Alemán luego de alzar la voz al dictador Daniel Ortega en el primero diálogo de mayo de 2018, se vio obligado a exiliarse por varios meses, hasta que en octubre de 2019, decidió volver a Nicaragua. “Sé que el riesgo es altísimo para mí pero eso no me detiene. Volveré a tomar parte de los espacios donde he estado en Nicaragua”, dijo en aquella ocasión al llegar al aeropuerto de Managua.

En el caso de Max Jeréz, había sido retenido en varias ocasiones en diversas manifestaciones, pero hasta ahora se conoce como oficialmente secuestro por la guardia sandinista. “Este es momento de continuar, la dictadura quiera acabar con la esperanza, debemos seguir juntos en esta lucha por la libertad del pueblo nicaragüense”.

Cenidh y obispo Báez condenan secuestros

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) condenó las nuevas detenciones arbitrarias en otra noche de “terror” en el país. “Exigimos al régimen Ortega Murillo su libertad inmediata y la de todas las personas presas políticas”, escribió el Cenidh.

“Condeno el secuestro de los jóvenes Lesther Alemán y Max Jerez, del precandidato Medardo Mairena y otros líderes campesinos. Oremos por ellos y exijamos su libertad ¡Es tiempo de unidad y solidaridad! ¡No nos acostumbremos a las acciones criminales de la dictadura!”, escribió en su cuenta de Twitter, el obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio José Báez.

“Pido a Dios también por todas las otras personas secuestradas por la dictadura. Que se les respete su dignidad, su integridad física y sean liberados de inmediato. A sus familiares les hago presente mi cercanía y mi oración. ¡No perdamos la esperanza!”, añadió el obispo.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email