Si elecciones no son libres, serán una farsa, advierten congresistas

Los congresistas cubano-americanos María Elvira Salazar y Mario Díaz-Balart coincidieron en que si la dictadura de Daniel Ortega no hace cambios significativos para permitir elecciones creíbles, justas y transparentes, carecerán de legitimidad nacional e internacional.

Las próximas elecciones generales de noviembre de este año deben ser creíbles, iniciando con la liberación de los presos políticos abolición de las reformas a la Ley Electoral o Ley 331 recientemente aprobadas por la dictadura de Daniel Ortega, contrarias a la solicitud de la comunidad internacional en hacer cambios de magistrados a funcionarios independientes, depuración del padrón electoral, convocatoria a observación nacional e internacional. Por el contrario, Ortega puso a personas que le sirven en el Poder Electoral e inhibió a candidatos opositores.

Si lo anterior no cambia, la comunidad internacional no reconocerá “la farsa” advirtió la congresista cubana-americana María Elvira Salazar, quien ha impulsado una serie de sanciones para el régimen y empuja para la aprobación de la Ley Renacer, misma que busca garantizar elecciones democráticas en Nicaragua, de lo contrario, se sancionará con contundencia a aquellos que se opongan.

“Sé lo que es el dolor de ese país, que se libró del somocismo, llegó el sandinismo, vino la Contra y ahora otra vez vamos para atrás, es inconcebible, no vayan a permitir que les roben el país…. Lo que sé es que las elecciones deben ser libres y justas, de lo contrario van a ser una farsa, eso lo determinan los nicaragüenses” dijo a Café con Voz la congresista quien participó de la concentración de miles de personas el domingo en Miami, en el evento “Abajo las cadenas” para exigir la renuncia de los dictadores de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Cáncer del socialismo debe extirparse de raíz, dice Díaz-Balart

Otro de los que participó en el evento fue el republicano Mario Díaz-Balart, quien sostuvo que el Castro-Chavismo provoca miseria, hambre y pobreza en los países gobernados por la izquierda, violentando derechos humanos y asegurándose el poder para no perder inmunidad y ser castigados por la justicia internacional.

Este congresista señaló que la presión ejercida por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, debe aumentar y dejar claro que no se tolerará otra dictadura más en la región, de lo contrario, señaló que el modelo totalitario de Ortega se puede replicar en otros países del continente, provocando crisis.

“La única manera de liberar a pueblos heroicos como el de Nicaragua y que se encuentra bajo el control de ese ganster, narco-terrorista de Ortega, es extirpando ese cáncer de raíz y vamos a seguir presionando al presidente Biden haga lo que corresponde, porque hasta ahora ha sido insuficiente”, dijo.

Recientemente, el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes del Congreso de los EE.UU aprobó la iniciativa de ley de reforzamiento de adherencia de Nicaragua a las condiciones para la reforma electoral conocida como Ley Renacer. Se espera que antes de octubre de este año haya sido aprobado en su totalidad la legislación que busca sancionar al Ejército sandinista, altos cargos del régimen y congelará bienes y activos que tengan en otros países, pues las repercusiones y alcance de la Ley, también serán respaldadas por países aliados a Estados Unidos, Canadá y Europa.

Le puede interesar: Miles en Miami pidieron libertad para Nicaragua, Cuba y Venezuela

Comité de Relaciones Exteriores del Senado, aprueba Ley Renacer

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email