Daniel Ortega después de coquetearle a EE.UU, descarta cualquier diálogo

Daniel Ortega

El dictador Daniel Ortega hace un mes, por medio de su propagandista William Grigsby había pedido negociar directamente con Estados Unidos y no con “sus lacayos”, a como llama a los opositores a quienes tiene secuestrados, ahora cambia su discurso y acusa a EEUU de boicotear elecciones generales, mientras mantiene más de 130 presos políticos, incluyendo siete precanditados.

Tras asistir al proceso de verificación ciudadana para confirmar su centro de votación y allí ejercer su derecho al sufragio, el dictador nicaragüense Daniel Ortega compareció y nuevamente despotricó en contra de los Estados Unidos, en un acostumbrado discurso retórico de decir que “el imperio yanqui” siempre ha querido meterse en los procesos electorales de Nicaragua y que cuando gana la izquierda, desconocen los resultados.

Ortega acusa de Washington de “querer boicotear” las elecciones generales de noviembre de este año y descartó cualquier negociación con la administración Biden, a como lo han solicitado los gobiernos de México y Argentina, para resolver la grave crisis que enfrenta Nicaragua desde abril de 2018, que ha dejado más de 350 asesinados, más de 108,000 exiliados y con el secuestro de más de 130 presos políticos, entre los que hay siete aspirantes a la silla presidencial.

El dictador se hizo acompañar de su consorte, la vocera del régimen Rosario Murillo, sus hijas Camila y Luciana Ortega Murillo, una batería de la Juventud Sandinista que aplaudía idiotizada mientras los verdugos caminaban hacia las mesas de verificación.

“Sabemos que frente al imperio no hay espacio alguno de negociación ni de entendimiento, los que se hacen ilusiones sencillamente se están olvidando de la propia historia de sus pueblos que han sufrido las más brutales agresiones y humillaciones del imperio”, dijo envalentonado Ortega, rodeado de sus fanáticos y un fuerte dispositivo policial.

Al mismo tiempo, llamó a los gobiernos de Argentina y México a no tener esperanzas de que con Estados Unidos se negocia; al contrario, mencionó que la potencia norteamericana buscan adueñarse de zonas estratégicas.

“La mejor prueba para los que se hacen ilusiones que el imperio tiene algo de racionalidad, que recuerden los hermanos argentinos como el imperio que tenía su compromiso en la OEA de defender a cualquier país latinoamericano de ser agredidos por potencias extraterritoriales, cuando ingleses para consolidar política imperialista, se aliaron con yanquis para aplastar la resistencia del pueblo argentino; que no se hagan ilusiones que con el gobierno yanqui, inglés existe alguna oportunidad de entendimiento sencillamente el pueblo argentino lo ha dicho con claridad, el pueblo ha dicho que las Malvinas no se negocian”, declaró.

Puede leer: Daniel Ortega prepara condiciones para su “aterrizaje suave”, dice Moisés Hassan

Ortega dice ser líder de la segunda independencia de Nicaragua

El dictador añadió que, así como se luchó hace 200 años por la independencia de Nicaragua, se luchará el próximo siete de noviembre, día en el que está programada la votación para la escogencia de presidente, vicepresidente, diputados y legisladores ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Ortega aseguró ante sus fanáticos que EE.UU quiere imponer a sus candidatos para gobernar sobre Nicaragua, pero que ni el, ni su régimen lo permitirán.

“Iremos a votar si Dios quiere en el mes de noviembre, si Dios quiere, no si el imperio quiere, el imperio no quiere elecciones en Nicaragua, las quiere boicotear, sembrar el terrorismo en nuestro país…si Dios quiere vamos a realizar esas elecciones; así como Cuba ha sabido vencer todas las agresiones del imperio, así como Venezuela ha sabido vencer las agresiones del imperio, así también estamos luchando aquí, es una batalla común de los pueblos”, sostuvo.

Le puede interesar: Asunción Moreno renuncia a Comité de Enlace de ACxL

Aumenta miedo y desesperación en Nicaragua

Y mientras Ortega se niega a negociar, a como ya lo había querido hacer con los Estados Unidos, más opositores deciden abandonar a Nicaragua para salvar sus vidas, pues el régimen sandinista a arremetido contra ellos con amenazas de cárcel y la imputación de delitos como la de “traición a la patria” sustentado por medio de la Ley 1055, Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, Soberanía y Autodeterminación para La Paz, por la que se acusan a más de 27 líderes de oposición.

La doctora María Asunción Moreno, quien había expresado su interés en ser precandidata presidencial luego del secuestro de los siete opositores quienes competirían para la elección del candidato único por la disidencia, tuvo que salir de Nicaragua, pues en su contra se giró una orden de captura.

Moreno denunció que el sábado la sancionada policía sandinista allanó su vivienda, maltrataron a las personas que estaban adentro y confiscaron su vehículo. 

Esta opositora había sido citada ante el Ministerio Público un día después de anunciar su interés por ser la representante de la disidencia en las elecciones generales, pero sus aspiraciones fueron cortadas. 

Asimismo, anunció su renuncia ante el comité Nacional de Enlace de la Alianza Ciudadana por la Libertad (ACxL), de la que era parte la experta constitucionalista y agregó que el partido de Kitty Monterrey incumplió con los acuerdos alcanzados con la Alianza Cívica “imponiéndose las viejas practicas antidemocráticas de los políticos tradicionales”.

Al igual que Moreno, Daysi George, miembro de la Alianza Cívica también fue citada a la fiscalía, ante su ausencia, la sancionada policía de Daniel Ortega allanó su vivienda. En las últimas tres semanas, más de un centenar de nicaragüenses han huido de la represión y las falta de condiciones de vida y empleo en el país.

Le recomendamos leer: Noel Vidaurre y Jaime Arellano, se suman a secuestrados por la dictadura

Excarcelada Kenia Gutiérrez también salió de Nicaragua

La excarcelada política Kenia Gutiérrez también anunció su exilio. Gutiérrez tomó esta difícil situación para evitar que el régimen de Daniel Ortega la volviera a secuestrar, “con profunda tristeza y dolor en mi corazón, me he convertido en una exiliada más” expresó la integrante del Movimiento Campesino.

“En mi vida cargo con muchas noches de insomnio, una vez más fuera de mi casa, separada de mis hijos, sin poder ver a mis padres y hermanos cuando yo quiera. Nuevamente en mis noches de insomnio veo el techo y no es mi casa, no están mis hijos, amanecerá y no podré darles un abrazo, un beso, un buenos días, ni alistarles su desayuno y verlos irse al colegio”, dice en la carta que describe lo que le ha tocado vivir como excarcelada política.

“Después de días encerrada en un cuarto y largo de mi casa, con profunda tristeza y dolor en mi corazón, me he convertido en una exiliada más. No podía permitir que de nuevo me secuestraran, quise evitarle más sufrimiento a mis padres, a mis hijos y a mis hermanos, decidí buscar el exilio para poder seguir alzando mi voz, pidiendo la libertad de Nicaragua. Una vez más hago mía las palabras del venezolano Juan Requense: ME NIEGO A RENDIRME”, señaló en su escrito.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email