La ONU puede presionar más a Ortega y Murillo, dice Vivanco

Dictador Daniel Ortega

El Director para las Américas de Human Right Watch, José Miguel Vivanco, afirma que la expulsión de Nicaragua de la Organización de Estados Americanos, le dará un mensaje claro al mundo de rechazo ante las violaciones de derechos humanos por parte del régimen Ortega-Murillo.

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo se expondrán al aislamiento internacional si no cambian de rumbo y apuestan por la vía democrática, auguró el director para las Américas de la oenegé de derechos humanos, Human Right Watch, José Miguel Vivanco, quien es de la idea que el tema de Nicaragua debe verse en la ONU como una amenaza regional.

De acuerdo con Vivanco, el plan de Ortega es descabezar a los líderes políticos para amenazar a los que quieran relevar a ese liderazgo y meter en miedo a la sociedad civil para que no protesten.

“Lo que está ocurriendo en Nicaragua es parte de un plan que lo está ejecutando sistemáticamente la dictadura, consiste en implantar el terror sobre la base de la arbitrariedad, si el pueblo de Nicaragua ve que los detenidos políticos los tienen como peligrosos delincuentes comunes, con ello mata a dos pájaros de un tiro en régimen de Ortega, saca de circulación a importantes líderes democráticos y aterroriza al resto de la población”, explicó.

Para Vivanco, la solución a la crisis de Nicaragua ya no se puede tener a nivel interno, sino que necesita de la ayuda externa para resolver la problemática que enfrenta este país desde 2018, año en el que la sociedad civil, estudiantes y ancianos; iniciaron las protestas en contra del régimen de Daniel Ortega. https://cafeconvoz.com/2021/06/26/secuestro-de-pedro-joaquin-chamorro-confirma-persecucion-familiar/

“Como en Nicaragua no hay instituciones democráticas, capaces de proteger, lo que queda es recurrir a la comunidad internacional, la Ley Renacer da al gobierno de los Estados Unidos opciones para ejercer presión sobre el régimen; la Organización de Naciones Unidas (ONU), tiene un rol que cumplir, dada a la gravedad de la violación a los derechos humanos en Nicaragua, las consecuencias que esto puede generar para toda la región desde migración y refugiados, son evidentes, hay consecuencias que otros lideres con tendencias autoritarias piden replicar el modelo de Ortega”, señaló.

ONU debe declarar a Ortega como una amenaza a La Paz y seguridad

Según el defensor de derechos humanos, Ortega se convirtió en un factor de desestabilización para el continente, y amenaza con exportar su modelo a otras naciones de la región, por lo que sostiene que la ONU debe convocar al Consejo de Seguridad, a sus Estados miembros de urgencia para analizar la situación de Nicaragua y tomar medidas ante la amenaza que propaga el sandinismo.

Vivanco aboga para que, al igual que se está analizando la expulsión de Nicaragua de la Organización de Estados Americanos (OEA), se aísle a Ortega de la ONU por medio de la aplicación del artículo 99 de la Carta de esa entidad que establece que: “El Secretario General podrá llamar la atención del Consejo de Seguridad hacia cualquier asunto que en su opinión pueda poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales”.

“El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, debería llevar la situación de Nicaragua ante el Consejo de Seguridad aplicando el articulo 99 de la Carta de Naciones Unidas, pero también están los miembros de la ONU y esperamos que algunos de ellos solicite Guterres que incremente la presión diplomática sobre el régimen; en el mes de Julio, Francia asume la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, ellos han estado alerta y solidaria con la situación de Nicaragua, allí se nos abre una oportunidad y la vamos a aprovechar”, dijo.

Ortega y su influencia en el SICA

Asimismo, Vivanco analizó la influencia que está ejerciendo Daniel Ortega en el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), con la postulación descartada del actual secretario de esa entidad, Vinicio Cerezo y que no tuvo efecto, por lo que Nicaragua propuso a tres funcionarios fieles a la dictadura sandinista.

Para el abogado Vivanco, el sello de Ortega en el SICA será un golpe para la democracia en la región, pero no tendrá mayor efecto a nivel mundial.

“El SICA tiene menor importancia, en comparación con lo que puede hacer la ONU, si cae en manos del régimen de Ortega es una derrota para los demócratas, lamentablemente Centroamérica, menos Costa Rica, está gobernando por déspotas; aspirar a que los vecinos de Nicaragua hagan algo para la democracia de Nicaragua, es difícil”, consideró.

Ante los señalamientos de Ortega hacia la OEA a la que llamó “cloaca” de la que deberían de salir los miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas, ALBA, Vivanco indicó que todos los dictadores hacen lo mismo, pero sabidos que una expulsión o salida de la organización tiene enormes consecuencias.

Sostuvo que aunque parezca que el régimen de Ortega no le de importancia a la expulsión de Nicaragua ante la OEA, traerá arrastre porque podrían ser la punta de lanza para que otros organismos mundiales como la ONU; aíslen a Nicaragua y que otros países sancionen con más severidad. 

“A los regímenes les da igual que la OEA los suspenda, pero una suspensión de la OEA son cosas mayores y tiene un impacto enorme en muchos sectores, incluso en algunos sectores que todavía apoyan a Ortega; pero Nicaragua no es Venezuela, a los países africanos les cuesta mucho llegar a consensuar una resolución de condena… si la mayoría de los Estados miembros de la OEA deciden suspender a Nicaragua, es un mensaje claro y poderoso al mundo porque dicen que estos abusos no tienen excusas… países de otras regiones del mundo pueden sentirse con mas fuerza para condenar a Nicaragua”, finalizó.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email