Hepática carta de dictadura a canciller española

Una hepática carta envió la cancillería de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a la canciller de España Arancha González Laya, quien en dos ocasiones en menos de 48 horas esta semana, solicitó al régimen liberar a los secuestrados políticos y calificó como “excusas” los señalamientos de “intromisión” que hizo el tirano en contra de la embajada del país ibérico en Managua. 

En la carta nacida del puño, letra y vísceras de Rosario Murillo, tilda de “ofensivas declaraciones” las de la canciller González Laya, “recordándonos el cinismo y la desvergüenza de tantas tropelías y crímenes atroces, cometidos por la Corona Española” señala el régimen que carga serias denuncias por crímenes de lesa humanidad por la brutal represión desde abril del 2018 que dejó a más de 325 muertos, más de 2 mil heridos, 1,300 presos políticos y más de 100 mil exiliados.

“Estamos constatando que su Embajadora en Nicaragua, es apenas un pálido reflejo de una política injerencista, intromisora, mal educada, malcriada, caprichosa, desvitalizada y servil, de sometimiento y seguidismo al yankee invasor”, añade el documento ordenado por la sancionada vocera del dictadura, por ser autora de crímenes de lesa humanidad.

“Trasnochada y mandamás”

La canciller española González, reveló esta semana que intentaron abrir un diálogo con el régimen para tratar de revertir los encarcelamientos de los líderes de oposición, que este fin de semana suman 21 arrestos, pero que no fue posible. https://cafeconvoz.com/2021/06/26/espana-le-dice-a-ortega-que-libere-a-secuestrados-politicos-sin-excusas/

“En su perorata delirante de trasnochada mandamás” el régimen rechaza la demanda de España y varios países de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, OEA, ONU Derechos Humanos, CIDH, sobre la liberación de presos.  

“Nosotros hemos denunciado, y denunciamos, la barbarie y la aniquilación genocida de nuestros Pueblos Originarios, el codicioso saqueo de nuestros Recursos Naturales” menciona la carta de cancillería.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email