Serviles de Ortega y sus compinches, aprueban contra reforma electoral

El Parlamento controlado por el Frente Sandinista , aprobó las reformas electorales que Daniel Ortega ordenó sin ningún cambio y que se convierten en una contra reforma electoral. La enmienda fue aprobada con 85 votos a favor, 4 votos en contra, 2 presente e ignoró las propuestas del Partido Yatama, Partido Restauración Democrática (PRD) y Partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) que participaron en el proceso de consultas de la Comisión Especial de Carácter Constitucional para Aspectos Electorales.

“Creemos que hemos hecho un buen trabajo, agradecemos a los 19 partidos políticos por su comparecencia, planteamientos y propuestas, hemos incorporado muchísimas de sus sugerencias que nos han ayudado a mejorar el dictamen y estamos presentándole al pueblo de Nicaragua, para un nuevo ejercicio democrático el siete de noviembre”, dijo Edwin Castro el jefe de los sirvientes de Daniel Ortega en el Parlamento.

La propuesta de reforma electoral, aprobada por los sandinistas, según los opositores, inhibe a candidatos críticos a Daniel Ortega, limita la financiación electoral, suspende la observación electoral, restringe derechos constitucionales y son una herramienta para un posible “fraude” a favor de la reelección de Ortega en los comicios de noviembre próximo.

Tanto Castro como el otro sirviente de Ortega, el sancionado Wálmaro Gutiérrez, dijeron que la Ley de Agentes Extranjeros como la “Ley de traidores a la Patria”, son constitucionales, están vigentes y que por tanto, no es ilegal incorporarlas a la reforma electoral. La decisión de dio un día después que Estados Unidos, exhortó a Ortega a aprovechar la oportunidad para impulsar reformas electorales confiables. https://cafeconvoz.com/2021/05/04/ee-uu-a-ortega-haga-sistema-electoral-mas-creible/

Un aliado que se “desmarcó”

El diputado de ALN, Alejandro Mejía, colaboracionista del Frente Sandinista, expresó su descontento por el contenido del dictamen porque no satisfacen las expectativas del pueblo nicaragüense para la transparencia y respeto del voto

“La observación internacional que está muy pendiente de las decisiones de este país, no lo veo en ninguno de estos puntos que aprobó la Comisión Especial de reforma electoral, voy a citar cuatro de esos puntos fundamentales que son las recomendaciones internacionales que nos habla que estos procesos deben de ir acompañados con la presencia de organismos queden garantías a los pueblos que practicamos la democracia, Nicaragua no es la excepción, todo lo contrario, vivimos y queremos vivir en democracia pero con reglas claras donde todos podamos felicitarnos y aceptar si perdí o gané pero acá se está promoviendo mayores diferencias y eso es lo que me asusta eso es lo que me preocupa” dijo Mejía.

Mejía señaló que en la reforma se pudo considerar la eliminación de la Ley Putin y la Ley de Traidores a la Patria. “¿Cómo puede alguien siendo candidato puede participar en una elección con una pistola en la sien?”, cuestionó.

El legislador liberal Miguel Rosales señaló que la Comisión no consultó ni tomó en cuenta las recomendaciones de órganos internacionales como el Centro Carter, pero votó a favor de la reforma.  

El diputado del Partido Yatama, Brooklyn Rivera, lamentó que la comisión dictaminadora ignoró los planteamientos y observaciones que se realizaron en el proceso de consultas “hicimos planteamientos de fondo para avanzar hacia garantías que permita al pueblo nicaragüense tener una participación electoral bajo condiciones de libertad pero aquí lo que vemos al final del dictamen es que hay restricción en el proceso electoral, hay toda una imposición de restricción, no hay observadores para el proceso electoral y tampoco hay apertura para que se pueda garantizar un proceso transparente a pesar que hemos hecho observaciones de fondo”.

Las aberraciones de la reforma aprobada

Uno de los artículos más agresivos de esta reforma es el 81 que establece que inhiben a candidatos, ya que no pueden ser inscritas a estos cargos de elección popular, personas a quienes la dictadura les aplique la “Ley de Regulación de Agentes Extranjeros” y la “Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz”.

Otro de los obstáculos es que suprimen la observación electoral y la dejan sólo como “acompañamiento”. Además prohíben a los partidos políticos “recibir ningún tipo de financiamiento y donaciones privadas o públicas provenientes del extranjero”.

Los partidos políticos con esta reforma a la ley electoral son obligados a solicitar ante la policía, la autorización para manifestaciones públicas, propias de la campaña electoral, para esto deben precisar fecha, hora, día, lugar y trayecto, con una semana de anticipación como mínimo. La institución resolvería dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes dicha solicitud.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email