CIDH otorga medidas cautelares a 41 reos políticos en mazmorras del régimen

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó, a través de un comunicado, que se concedieron 41 medidas cautelares para 41 ciudadanos que permanecen privados de libertad y que fueron detenidos en el contexto de las protestas antisandinistas en Nicaragua. 

La CIDH, órgano de la Organización de Estados Americanos (OEA), otorgó medidas cautelares a 41 ciudadanos que fueron secuestrados por la policía sandinista en el contexto de las protestas de 2018 y quienes permanecen en celdas de siete sistemas penitenciarios a nivel nacional. 

Las medidas cautelares son  “un instrumento efectivo de protección y prevención ante posibles daños, graves e irreparables, a personas o grupos de personas que enfrentan situaciones de riesgo inminente”, no obstante, no tienen las facultades para ejercer justicia ni forzar al régimen a cumplir esas medidas. 

De acuerdo con la CIDH, las medidas cautelares se otorgaron “tras considerar que (los beneficiarios) se encuentran en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos, en el contexto de su privación de libertad en Nicaragua”. 

Según la solicitud, personas privadas de su libertad en Nicaragua, a quienes identificaron como presos o presas políticas ubicados en siete diferentes centros penales del país se encuentran en riesgo dadas las condiciones de detención y la alegada falta de atención medica en el actual contexto de pandemia por el COVID-19. La Comisión lamenta no contar con las observaciones del Estado, pese a que fueron solicitadas de conformidad con el artículo 25.5 de su Reglamento”, dice el comunicado. 

CIDH solicita al régimen sandinista que respete la vida de los reos 

Según el mismo comunicado, el Estado de Nicaragua tiene que garantizar el respeto de la vida, integridad personal y salud de los y las presas políticas que están en las mazmorras. La CIDH instó al régimen sandinista a permitir que las personas detenidas puedan acceder a consultas médicas y que sean valorados por especialistas. 

En consecuencia, la Comisión solicitó al Estado de Nicaragua que: a) adopte las medidas necesarias para garantizar los derechos a la vida, integridad personal y salud de las personas beneficiarias identificadas; b) adopte las medidas necesarias para que las personas beneficiarias puedan acceder de manera inmediata a las valoraciones especializadas en salud que sean necesarias para determinar las condiciones médicas en las que actualmente se encuentran, y determinar las atenciones medidas que sean necesarias, así como, asegurar que efectivamente sean recibidas; y c) tomando en cuenta el contexto de pandemia por el COVID-19 y la situación de riesgo a la vida e integridad personal como resultado de las circunstancias que rodean su privación de la libertad, se evalúe, inmediatamente, la posibilidad del otorgamiento de medidas alternativas a la privación de la libertad, de conformidad con su normativa interna y a la luz de los estándares interamericanos aplicables”, indica la CIDH. 

Entre los reos que recibieron las medidas cautelares, destacan Maycol Antonio Arce, Norlan Cárdenas, Richard Saavedra, Jaime Navarrete, Néstor Montealto, Nilson Membreño, Edwar Enríque Lacayo “La Loba Feróz”; entre otros reos políticos. 

Más de 15 reos políticos de los 113 que hay, de acuerdo con la OEA, mantenían una huelga de hambre en los sistemas penitenciarios del país, exigiendo su liberación, no obstante, el régimen no cede y apuesta por más cárcel. Daniel Ortega manifestó que las cárceles estaban abiertas para las madres que quisieran ver a sus hijos y constatar el estado de salud. El dictador llamó “mentirosos” a los familiares de presos políticos, por denunciar que no se les permitía la entrada a los centros penales. Hasta ahora nadie que no sea empleado de la dictadura o afín a ella, ha podido entrar para demostrar que el tirano no miente.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email