Advierten riesgo sanitario y disparo de Covid-19 luego del huracán Eta

El grupo de médicos independientes en Nicaragua pretendían llevar medicinas ante la ineficiencia del régimen de Daniel Ortega frente a estragos del huracán Eta, que impactó al Caribe y centro del país con ráfagas de viento de hasta 240 kph, no obstante, la policía sandinista no permitió el acopio y distribución. 

La Unidad Médica Nicaragüense (UMN), agrupación de galenos independientes en Nicaragua, que han dado seguimiento y atención a los casos de Covid-19 en el país ante la incapacidad sanitaria del régimen sandinista, denunció que la dictadura de Daniel Ortega por medio de su policía, no permitió que se recolectaran medicinas ni víveres para trasladarlas a las comunidades afectadas por el huracán Eta. 

De acuerdo con la doctora Anely Pérez de la UMN, ante la solidaridad de las personas para apoyar a los damnificados del Caribe nicaragüense, iniciaron a recolectar medicinas, no obstante, fueron bloqueados por la policía de Daniel Ortega. 

Esta mañana, cuando el personal llegó a la oficina, se dieron cuenta que la sede estaba asediada por policías y parapolicias, eso impidió que el personal administrativo y médico accediera a abrir la sede”, dijo en la entrevista central del programa Café con Voz la Dra. Pérez. 

La solidaridad no puede ser un delito 

La UMN lamentó el actuar de la dictadura en no permitir la organización para la recolección de medicinas para apoyo a las personas evacuadas en los 15 albergues oficiales. 

Se trata de solidaridad, nosotros siempre hemos dicho, esta es una labor humanitaria, humana, la solidaridad no puede ser un delito, tiene que ser un valor humano reconocido por el Estado, lo que está sucediendo es terrible en el Caribe Norte, una tragedia, no nos explicamos como la solidaridad, que es un valor humano, sea un delito en este país”, manifestó. 

De acuerdo con la dermatóloga de profesión, a pesar del asedio, se seguirá recolectando las medicinas donadas por las personas y en una fase dos, serán trasladadas a las comunidades más afectadas por el paso del Huracán Eta. 

Brote de nuevas enfermedades  

La doctora Pérez manifestó que luego del paso del huracán Eta en Nicaragua, las personas quedaron expuestas a nuevas enfermedades, las que se unen a la actual pandemia mundial del Covid-19, que ha provocado la muerte de más 2,780 ciudadanos, de acuerdo con informe del Observatorio Ciudadano, mientras que las cifras del Ministerio de Salud sandinista, dice que solo han muerto 156 personas. 

Lo que se puede venir son problemas de dengue, enfermedades respiratorias, diarreicas, leptospirosis y chikungunya, además del Covid-19”, advirtió Pérez. 

A esto se suma la advertencia de El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) por sus siglas en inglés, que el huracán Eta podría afectar a 1.227.000 personas, incluidos casi 500.000 niños, niñas y adolescentes, con problemas de alimentación y enfermedades. 

La campaña de recepción de medicinas por parte de la UMN se hace a través del número +502 376 11330 por medio de mensajes o llamadas por WhatsApp. Ese número de celular, también puede marcarse para teleconsejería médica ante emergencias.

Personal médico sandinista es obligado para hacer campañas mediáticas 

Luego de la difusión de varios videos donde aparecía supuesto personal médico de hospitales públicos en Nicaragua diciendo “estamos listo para atender a los damnificados… ordene comandante”, la galeno Pérez lamentó ese actuar que no corresponde con la vocación del médico de servir a todos no a una persona ni estar «a la orden» de una persona.

«Es duro ver a colegas en ese accionar definitivamente, porque nuestri servicio es público y para toda la población, no servimos a banderas ni partidos, solo a los nicaragüenses», dijo.

La población a través de las redes sociales criticó a los galenos, pues las personas que fueron evacuadas a albergues, carecían de atención médica y medicinas, de acuerdo con la denuncia realizada por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH). 

La Ley 337 o Ley Creadora del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, ordena al Estado a brindar atención a las familias que han padecido por desastres naturales. Sin embargo, la atención estatal solo se centró en el traslado de los damnificados por el huracán Eta, algunos de ellos tuvieron que abandonar los centros de ayuda por la falta de sábanas, medicinas, agua y alimentos, según denuncias públicas de líderes locales. 

Debieron de estar allí antes de que pasara, porque esto se trata de prevención. Esos grupos de médicos debieron haber estado allí, trabajando antes del paso del huracán, no después”, dijo Pérez. 

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email