Ortega sordo ante situación de migrantes nicas en Peñas Blancas

Crisis en Peñas Blancas

El régimen de Nicaragua sigue sordo, mudo e indolente respecto a la situación de más de 500 nicaragüenses que se encuentran desde hace más de una semana en la frontera sur, Peñas Blancas, enfrentando condiciones inhumanas, según reportes de organismos de derechos humanos.

En su último informe sobre este grupo de nicaragüenses, la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) informó que estuvieron en Peñas Blancas desde territorio costarricense y corroboraron que ya son más de 600 los migrantes nicaragüenses, que se encuentran en condiciones inhumanas del lado nicaragüense sin que las autoridades le permitan continuar su viaje.

Café con Voz: Migrantes nicaragüenses siguen pasando penurias en Peñas Blancas

Peñas Blancas
Ya son más de 600 los nicaragüenses que están impedidos de ingresar a su patria, por indolencia del dictador Daniel Ortega.

Un infierno en tierra nica

Estos nicaragüenses decidieron regresar a Nicaragua luego de quedar sin trabajo por la crisis que ha provocado el Covid-19, pero a su retorno han encontrado trabas de parte del régimen de Ortega y están en la frontera sufriendo, sin condiciones, bajo el sol, lluvia y a merced de la buena voluntad de muchas personas que se han organizado para apoyarlos, sobre todo en alimentación.

“Las violaciones a sus derechos humanos son evidentes”, dice la CPDH, destacando que el equipo de este organismo radicado en Costa Rica fue intimidado por la Policía Nacional de Nicaragua a través de fotos y videos “impidiendo que nos pudiéramos acercar a quienes están sin la posibilidad de ingresar a territorio nicaragüenses, ni regresar a Costa Rica”.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) ha emprendido una campaña para exigir que el régimen de los Ortega Murillo dejen circular libremente a estos nicaragüenses: “Exigimos al  régimen de Ortega Murillo que no siga impidiendo criminalmente la entrada a los nicaragüenses a quienes expone a la muerte y al contagio en Peñas Blancas”.

Café con Voz: Dictadura Ortega-Murillo desata crisis humanitaria en Peñas Blancas

Nicas Migrantes en Peñas Blancas
A más de 600 aumentó la cantidad de nicaragüenses migrantes varados en Peñas Blancas

Crueldad infinita de los dictadores

“Garantizar las pruebas Codid-19 y velar por la salud de todos y todas en le frontera es su obligación como ‘Gobierno’ que cumpla ya”, dice el Cenidh.

A propósito de esta situación, la semana pasada el gobierno de Costa Rica dispuso que las personas que quieren salir de ese país hacia Nicaragua deben presentar la prueba negativa de Covid-19 con el fin de evitar aglomeraciones en ese puesto fronterizo, dado que Nicaragua tampoco está permitiendo que ingresen al país sino presentan esa prueba.

En su cuenta de Twitter, la defensora nicaragüense Bianca Jagger, escribió: “Denuncio la crueldad sin límite del dictador Ortega. No permitirle la entrada a nicaragüenses, desamparados, a niños, mujeres embarazadas, que  están sufriendo frío bajo la lluvia, o bajo el inclemente sol es en flagrante violación  de sus derechos constituciones”.

Café con Voz: Solidaridad con nicas varados en Peñas Blancas por indolencia del régimen

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email