Dictadura acelera el final de Ramos

La caída en desdicha de la magistrada del Poder Judicial Alba Luz Ramos es cada vez más clara. En el Sistema Nicarao aparecieron las acusaciones contra tres altos funcionarios del círculo de ramos.

Las acusaciones alcanzaron a Moisés Abrahan Astorga Saez y María José Camacho Chevez, asesores de Ramos; y a Hans Camacho Chevez, responsable de informática del Complejo Judicial de Managua.

Los tres funcionarios presos en Auxilio Judicial de Managua, «El Chipote», fueron acusados por «conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional».

Las audiencias de los tres funcionarios  están a cargo de la jueza Nalia Nahdezca Úbeda Obando, del Juzgado Quinto Distrito de lo Penal de Audiencia del Complejo Judicial en Managua.

Leer además: «Sería una desgracia» para nicaragüenses si Costa Rica toma medidas para restringir llegada de refugiados

Como víctima aparece el Estado de Nicaragua, Bien Jurídico protegido y la Salud Pública de Nicaragua.

El exfuncionario del Poder Judicial, Yader Morazán, aseguró que tanto la asesora María José Camacho Chévez, como su hermano Hans Camacho Chévez fueron llevados este sábado (12 de noviembre) al Chipote para “investigaciones”.

“Los cuchillos” a lo interno del Poder Judicial, al servicio de la dictadura sandinista, parecen apuntar a todo el círculo de Alba Luz Ramos e Ileana Pérez.

Le puede interesar: CEN excluye a Monseñor Álvarez de su mensaje de Adviento

En octubre se registró una “sacudida” en el Poder Judicial, al encarcelar a Roberto Larios, vocero de la entidad.

Morazán explicó en esa ocasión que los niveles de represión dentro del Estado han incrementado considerablemente, por lo que es imposible que los trabajadores estatales puedan elevar su voz o al menos, no mostrarse muy conformes con las decisiones de la dictadura.

El pasado 25 de octubre, el Parlamento, al servicio de la dictadura, aprobó la “renuncia” presentada por Ileana Pérez y su personal de apoyo fue llevado a la Dirección de Auxilio Judicial, en Managua, a declarar.

Pérez adujo problemas de salud, pero tanto en el Poder Judicial como en otras instancias públicas, se sabe que su salida es por haber caído en desgracia ante los ojos de los dictadores.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email