CEN excluye a Monseñor Álvarez de su mensaje de Adviento

La Conferencia Episcopal de Nicaragua emitió este 17 de noviembre su mensaje de adviento 2022, en el que omitió referencias a la situación del Obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, secuestrado por la dictadura desde el 19 de agosto de 2022.

La Conferencia Episcopal aseguró que ante la llegada del Adviento, su primera palabra es “de alegría y esperanza”, aunque esta alegría no impiden “reconocer las preocupaciones” debido a la situación social, política y económica.

“Los motivos de alegría no nos impiden reconocer las preocupaciones que tenemos sobre el acontecer social, político y económico de nuestra patria. Sobre todo, entre otros, la crisis migratoria, que es el reflejo de un drama humano que nos interpela”, señala el mensaje de la Conferencia Episcopal.

La carta pastoral fue firmada por Monseñor Carlos Herrera, presidente de la Conferencia Episcopal; el Cardenal Leopoldo Brenes, vicepresidente; Monseñor Jorge Solórzano, secretario general; Marcial Guzman, Sócrates René Sándigo, Obispo de León; Francisco Tijerino, Obispo de Bluefields; e Isidoro Mora, Obispo de Siuna.

Leer además: Amplían denuncia en Argentina contra la dictadura de Nicaragua

Los ausentes son Monseñor Rolando Álvarez, secuestrado por la dictadura, y Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de Managua en el exilio. Báez ya había sido excluido de la Conferencia Episcopal el 17 de noviembre de 2021.

“Llamamos a nuestro pueblo a participar de esta búsqueda y a unirse en oración por el buen desarrollo de las cinco prioridades pastorales en nuestra Provincia Eclesiástica de Nicaragua”, añade la misiva.

Leer además: Donald Trump oficializa su candidatura para 2024

Además, la Conferencia Episcopal deja entrever que se realizarán actividades decembrinas en los templos y en los hogares.

“También hemos de celebrar con mucho fervor en cada parroquia, en sus sectores, en cada capilla, en cada area pastoral, en cada familia, como iglesia doméstica, los novenarios  a la Inmaculada Concepción, haciéndose su altar; a la Virgen de Guadalupe y al niño Dios, elaborando el nacimiento”, añade.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email