Embajador de EE.UU para la libertad religiosa expresa preocupación por Nicaragua

El Embajador para la libertad religiosa de Estados Unidos, Rashad Hussain, manifestó su preocupación por la represión del régimen sandinista contra la Iglesia Católica y pidió la liberación del obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, así como de cada uno de los sacerdotes secuestrados por medio de procesos espurios.

En el contexto de la 77 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Hussain aseguró que existe un fuerte incremento en los ataques contra la Iglesia Católica.

Hussain lamentó la persecución, encarcelamiento y exilio de los sacerdotes de la Iglesia “estos y otros ataques contra la Iglesia Católica están diseñados para intimidar y silenciar a los líderes de la iglesia y sus seguidores para que no expresen ninguna creencia que sea contraria al gobierno autoritario del régimen de Ortega Murillo”, señaló.

“La mayoría de las veces, los líderes religiosos son el blanco de sus llamados a la reconciliación y pedidos de oración por paz y justicia”, añadió.

Leer además: Familiares demandan llamada telefónica para Suyén Barahona

Además, mencionó que la dictadura prohibió la realización de procesiones, como en el caso de Managua, Masaya y Camoapa.

“El impacto de la escalada de opresión contra la Iglesia Católica y otras instituciones religiosas en Nicaragua es inquietante.  Los activistas de derechos humanos han dicho que los feligreses temen que asistir a misa exprese su fe o lealtad a la iglesia católica pueda ponerles un blanco en la espalda”, señaló.

Además, instó al régimen sandinista a liberar a los secuestrados políticos, a los sacerdotes y a Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa.

“Hago un llamado al gobierno de Nicaragua para que libere a quienes ha detenido injustamente para que puedan regresar a su misión pastoral.  Nicaragua tiene una larga tradición de libertad religiosa y armonía interreligiosa.  Un retorno a esos valores beneficiaría a todos los nicaragüenses”, añadió.

Asimismo pidió a los medios de comunicación y defensores de derechos humanos de Nicaragua, a que sigan denunciando y documentando, la represión de la Iglesia Católica en Nicaragua. «No dejen que esta situación caiga del lado, hay que informar, porque esto alimenta las conversaciones sobre política exterior y de culto. Nosotros apoyamos a las instituciones religiosas y aplaudo a quienes las defienden en NIcaragua», concluyó Hussain.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email