El Nuncio expulsado por la dictadura, será enviado por el Papa a África

La Oficina de Prensa de El Vaticano informó este martes 6 de septiembre que Waldemar Stanislaw, el Nuncio Apostólico expulsado por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, será enviado a África.

Sommertag será de ahora en adelante Nuncio Apostólico en Senegal, Cabo Verde, Guinea-Bissau y Mauritania.

El Nuncio fue expulsado de Nicaragua el 6 de marzo y el 9 de marzo la Conferencia Episcopal de Nicaragua emitió un comunicado donde también se confirmó la salida del Nuncio Apostólico en dirección a Roma.

El 11 de marzo, la Santa Sede publicó un comunicado de prensa después de que el gobierno de Daniel Ortega retirase el beneplácito a Mons. Waldemar Stanislaw, representante del Papa en Managua desde 2018.

La Santa Sede explicó haber recibido “con sorpresa y dolor la comunicación de que el Gobierno de Nicaragua ha decidido retirar el beneplácito” a Mons. Stanislaw, “imponiéndole que dejara inmediatamente el país después de notificarle esa medida”.

Sommertag participó como testigo en la segunda etapa de diálogo, realizado en 2019, pero no se obtuvieron resultados.

Le puede interesar: El Vaticano confirma «grave e injustificable» expulsión de Sommertag

Sommertag es Doctor en Derecho Canónico e ingresó al Servicio Diplomático el 19 de junio del 2000. Ha prestado su servicio en Tanzania, Nicaragua, Bosnia y Herzegovina e Israel.

El 9 de julio de 2018, el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes y el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, junto a otros líderes religiosos, activistas, defensores y periodistas, fueron agredidos en la Basílica Menor de San Sebastián, en Diriamba, por simpatizantes de la dictadura.

La agresión ocurrió cuando los obispos viajaron a Diriamba, para liberar a un grupo de enfermeros y misioneros franciscanos sitiados por paramilitares en el templo.

Monseñor Miguel Mántica Cuadra, párroco de la Iglesia San Francisco de Managua, relató en una entrevista a El Nuevo Diario, que una llamada de Waldemar Sommertag a Murillo, logró detener el ataque de paramilitares a los religiosos, activistas y periodistas.

Polémica visita a reos políticos

El Nuncio también visitó, en marzo de 2019 los Sistemas Penitenciarios La Modelo y La Esperanza, donde se reunió con secuestrados políticos.

Entre los que visitó Sommertag, estaban, la periodista Lucía Pineda Ubau, Irlanda Jerez, Amaya Eva Coppens Zamora, Medardo Mairena Sequeira, Edwin Carcache Dávila, Miguel Mora Barberena y Cristhian Rodrigo Fajardo Caballero, quienes fueron secuestrados en 2018.

Leer también: Expertos de la ONU se reunen con organizaciones de Nicaragua en Costa Rica

“El Señor Nuncio ha tenido una conversación personal, franca y abierta, escuchando con atención sus palabras, preocupaciones y esperanzas”, señaló en ese momento el comunicado emitido por la Nunciatura Apostólica.

Sin embargo, algunas presas políticas, como Yaritza Rostrán, reveló que Sommertag parecía más “un agente de la dictadura”.

“Para qué quieren salir, si van a ir a hacer cosas malas”, señala Rostrán que les dijo el Nuncio.

Sommertag el “mediador” en segunda ronda de diálogo

Los empresarios de banca privada en Nicaragua, convencieron a Ortega para realizar un segundo diálogo, cuya sede sería el INCAE. En esas negociaciones, Sommertag participó con un enviado de la Organización de Estados Americanos, Luis Ángel Rosadilla, en la mediación.

A Sommertag se le atribuye haber gestionado la partida del Obispo Auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez, a un doloroso exilio que no acaba.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email