Nicaragüenses revalorizan la democracia, aunque creen menos en el voto

Los nicaragüenses prefieren tener un régimen que respete la democracia a uno que garantice la estabilidad económica, aunque creen menos en que con los votos se cambian las cosas y a la vez que consideran que la mayoría de los políticos del país son corruptos.

Así lo reveló el estudio “Cultura política de la democracia en Nicaragua y las Américas 2021”,  presentado este lunes por el Centro de Excelencia para el Análisis Internacional de la Opinión Pública (Lapop) que en lo relacionada al sistema de gobierno que rige al país, considera que en Nicaragua existe una “revalorización de la democracia”.

El Barómetro de las Américas, perteneciente a Lapop y al estudio, es la encuesta de valor democrático que cubre a los países de América y países del Caribe, lanzado en 2004, recolectando más de 260 mil entrevistas.

El estudio señala que en Nicaragua, la población preferiría tener un régimen que respete las libertades por encima a uno que garantice estabilidad económica. Cerca de dos de cada cinco nicaragüenses, cree que sus derechos básicos están protegidos.

“El 70% de los nicaragüenses prefiere un sistema que garantice libertad de expresión. En encuestas anteriores solían tener más énfasis a la estabilidad económica, por lo que es un dato muy interesante”, dijo José Miguel Cruz, politólogo del Barómeteo de las Américas en la presentación del estudio.

Cruz señaló que antes, la mayor parte de gente consideraba que votar tenía un papel fundamental en Nicaragua. Sin embargo, ahora la mitad de los nicaragüenses considera que no hay formas de influir en un cambio.

Leer además: Petro decidió no enviar representante a votación de la OEA sobre Nicaragua

Población no encuentra formas de influir en la política

Cruz expresó que anteriormente, la población señaló en 2008 que las votaciones eran la mejor manera de influir en la política, pero que en 2021 esto cambió.

El 50% de la población considera que no es posible influir en un cambio, en el contexto de la represión gubernamental.

“La gente venía dejando de creer en la democracia, pero en 2021 la población empezó  a poyar más la democracia. Buena parte de la gente no piensa que Nicaragua es una democracia. Lo que vemos es una especie de revalorización del sistema político democrático”, señaló.

Incrementan intenciones de emigrar

El estudio destaca que las intenciones de emigrar en Nicaragua aumentaron 22 puntos porcentuales en 2021 y que el 52% de la población mostró deseos de emigrar.

El salto abrupto se observó entre 2019 (30%) y 2021 (52%), por lo que las intenciones de emigrar en Nicaragua están entre las más altas en la región, solamente debajo de Honduras, Jamaica y Haití.

En tanto, un 53% de los que desean emigrar lo harían por falta de oportunidades económicas, 21% por falta de oportunidades educativas, 4% por reunificación familiar, 1% por inseguridad y violencia.

Erosión partidaria del FSLN

En ese sentido, la mayoría de los nicaragüenses continúan expresando temor a la hora de hablar de política en 2021.

“Dos terceras partes tienen temor de hablar de política con sus amigos, es decir, no con desconocidos, sino que en círculos de confianza”, señaló.

Cruz añadió que estos datos reflejan una reducción entre la base de apoyo al Frente Sandinista.

Leer además: Báez: «El despotismo y la crueldad cierran el camino hacia Dios»

“Si ha habido una erosión. No tenemos los datos listos, pero si examinan la fuente de datos se ve una erosión en el apoyo directo al gobierno que, históricamente se movió entre el 30 y 40%. Ahora el nivel de apoyo está por debajo del 30%”, añadió.

Nicaragüenses perciben que la mayoría de políticos son corruptos

Los resultados revelan que un poco más de dos tercios de los nicaragüenses piensan que la mayoría de los políticos son corruptos y que en 2021, la victimización por corrupción alcanzó su mayor nivel en 2021.

El estudio señala que el 68% de los nicaragüenses considera que los políticos son corruptos, por encima de Ecuador, panamá y México, pero por debajo de Guatemala y Honduras.

Leer además: SIP condena consumación del robo de instalaciones de La Prensa

De esta forma, el 22% de los encuestados señaló que un funcionario les solicitó un soborno y un 19% señaló que un policía les propuso una coima.

“Cuando comparamos con resultados anteriores de Nicaragua, desde 2004, hay un salto grande de victimización por corrupción. Entre 2019 y 2021 este porcentaje se multiplica casi cinco veces”, aseguró Cruz.

El 39% de la población cree que sus derechos básicos están protegidos, que es menos de la mitad de la gente. Sin embargo, los nicaragüenses no perciben cambios desde 2021.

Cuando comparamos en los últimos años, ha habido una disminución entre 2016 y 2019, que pasó de un 53% a un 38%. En el 2016, más de la mitad de los nicaragüenses pensaba que el sistema protegía sus derechos, pero eso cambió en 2018.

La mayoría expresa temor cuando se trata de hablar de política. En 2018, el 78% de los nicaragüenses tenía temor de hablar de política, que disminuyó a 64 % en 2021, pero sigue siendo alto.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email