Mario Hurtado: “Me roban con trama política, pero no me voy a correr”

El empresario mexicano y nicaragüense, Mario Hurtado, en entrevista a Café con Voz, reiteró que el juicio y confiscación de la Casa de Empeños Prisa y Joyas Alicia, de su propiedad, es estrictamente político y aseguró que el accionar de la dictadura lo demuestra.

“¿Cuándo en la historia del gobierno de Ortega ha llegado todo el poder a denunciar a un empresario de usura y de lavado de dinero? Solo faltaba el Ejército. Sería el colmo que el Ejército llegara a acusarme. Que llegue toda la cúpula del poder orteguista a denunciar a un empresario como yo, evidencia que es un caso político. Un funcionario señaló que tengo más de mil propiedades, ni Banpro tiene”, señaló.

Hurtado también se refirió a la denuncia ante la Interpol interpuesta por la dictadura sandinista en su contra y aseguró que continuará trabajando y que no siente temor.

“Ya saben dónde vivo, si me quieren asesinar ya saben dónde estoy. No me voy a correr”, dijo Hurtado.

Este miércoles, la dictadura sandinista oficializó una investigación y denuncia ante la Interpol contra el empresario mexicano y nicaragüense Mario Hurtado Jiménez, acusándolo de lavado de dinero, defraudación tributaria y otros delitos cometidos al amparo de dichas entidades mercantiles, luego de haber allanado la Casa de Empeños Prisa y Joyas Alicia en Nicaragua.

Leer además: Confiscación de Prisa deja incertidumbre a 22 mil clientes y 150 colaboradores

La Unidad de Análisis Financiero (UAF), la Policía Sandinista, El Ministerio Público, La Procuraduría General de la República (PGR) y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) hicieron público, a través del magistrado sandinista Marvin Aguilar, vicepresidente de la CSJ, un comunicado en el que anunciaban el proceso.

La dictadura “instó” a los ciudadanos que se sientan agraviados por el despojo de bienes a interponer la denuncia en contra de Hurtado.

“Se insta a la ciudadanía que se siente agraviada por el despojo de centenares de viviendas y propiedades rurales, así como de grandes cantidades de oro y plata valorados en varios miles de millones de dólares que Mario Hurtado Jiménez exportaba de forma irregular, a interponer formal denuncia ante la autoridad competente”, añade.

Asegura no tener juicios en contra de Prisa

Hurtado aseguró que no tiene ninguna denuncia en su contra y que el juicio en 2013, fue contra la Empresa Cores, que también lo calificó como juicio político.

“En Prisa, con más de millón y medio de créditos otorgados. El juicio político fue de la Empresa de Cores, que me condenaron de usura a dos años. La parte acusadora presentó un papel escrito en computadora y, como le dije a la jueza: ¿Usted me va a condenar por un papel que no tiene firma? No tenían firmas de recibido”, expuso.

Leer además: Homenaje póstumo en Miami, al detective César Echaverry, que será enterrado en Nicaragua

El empresario señaló que logró salir de prisión gracias a una solicitud de la Corte Suprema de Justicia y que no canceló la multa impuesta por la Dirección General de Ingresos (DGI) y la Unidad de Análisis Financiero (UAF), debido a que no resolvieron las apelaciones interpuestas.

 “No he pagado la multa porque no han sacado la resolución. No la sacan porque si la sacan no pueden fundamentar la multa de la UAF porque es ilegal. La DGI me multó y en la Corte Suprema de Justicia interpuse un recurso y ellos no se han pronunciado, entonces, ¿Cómo voy a pagar? Las multas fueron ilegales”, señaló.

Reitera esperanza en gestiones mexicanas

Hurtado señaló que espera que las autoridades mexicanas lo apoyen en este caso a través de gestiones y no entregándolo a la dictadura sandinista.

“En México hay contrapesos y espero que la cancillería siente un precedente protegiendo a un mexicano. Si me echan preso, estoy en las manos de Dios. No me voy a correr, no tengo miedo y nunca les he tenido miedo”, dijo.

Represalias políticas por disidencia

Hurtado, un exintegrante del Frente Sandinista, desertó de sus filas y señaló públicamente al dictador Daniel Ortega.

“Soy el único nicaragüense que en una asamblea, con 400 militantes del Frente, le dije a Ortega que renunciara a su inmunidad y que se presentara en el juicio en el que lo señalaron de violación de su hijastra. Él respondió que yo era agente de la CIA”, detalló.

El pasado 15 de agosto, sin una orden judicial, la Guardia Sandinista allanó las 38 sucursales de la Casa de Empeños Prisa, afectando a alrededor de 22 mil clientes, 150 empleados y generando perdidas valoradas en 4.6 millones de dólares, según denunció a Café con Voz, su propietario Mario Hurtado.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email