Dictadura ordena “curia por cárcel” contra Álvarez y se inventan una “investigación” en su contra

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, ordenó “curia por cárcel” en contra el Obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, contra quien anuncian una “investigación” por delitos inventados como la incitación de “actos de odio” y generar “zozobra”.

“Prevaliéndose de su condición de líderes religiosos, utilizando medios de comunicación y redes sociales, están intentando organizar grupos violentos, incitándolos a ejecutar actos de odio contra la población, provocando un ambiente de zozobra y desorden, alterando la paz y la armonía en la comunidad, con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y acatar a las autoridades constitucionales”, señala un comunicado de la Guardia Sandinista.

Además, expone que ha iniciado un proceso de investigación para determinar la responsabilidad penal de Álvarez y quienes lo acompañan.

“Se ha informado al Ministerio Público y al Poder Judicial. Las personas investigadas se mantendrán en sus casas”, añade el comunicado.

Leer además: CNU implementa control migratorio a personal universitario

Arquidiócesis de Managua «rompe el silencio»

Por su parte, la Arquidiócesis de Managua emitió un comunicado manifestando su cercanía con la Diócesis de Matagalpa y su obispo, Monseñor Rolando Álvarez.

«Con la certeza puesta en Cristo Buen Pastor, queremos evangelizar a tiempo y destiempo, confiando que la comunicación franca y respetuosa pueden abrir caminos de entendimiento», señala el comunicado.

Murillo amenaza con cárcel a Obispo

Más temprano, la vicedictadora y vocera gubernamental de Nicaragua, Rosario Murillo, amenazó con cárcel al Obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, quien permanece sitiado por la Policía Sandinista en la Curia de Matagalpa, a la vez que aseguró que el jerarca cometió “delitos de lesa espiritualidad”

“Todos hemos conocido a lo largo de nuestras vidas como instituciones que merecen respeto y generar descrédito hacia esas instituciones que merecen respeto también es un delito, es pecado de lesa espiritualidad», aseveró Murillo, quien chifleteó a Álvarez con términos como «bufón» y «fantoche».

A Murillo se sumaron los diputados sandinistas Carlos Emilio López y Wilfredo Navarro, quienes pidieron cárcel para Monseñor Álvarez.

Café con Voz: Obispo Álvarez sale a las calles con el Santísimo y encara a la Policía Sandinista

“Todo ese show de hoy en Matagalpa, de arrodillarse, de clamar con los brazos abiertos, es todo un show mediático. Que no es más que fruto de su personalidad, que pretende llamar la atención de todas formas, tal vez por su pequeña estatura física y moral y su complejo de inferioridad”, dijo Navarro ante los medios de comunicación de la dictadura.

Este viernes 5 de agosto, Álvarez ofició una  eucaristía en la Curia de Matagalpa, donde permanece asediado por la Policía Nacional, al servicio del régimen sandinista, desde el miércoles y se le impidió trasladarse a la Catedral San Pedro a celebrar la misa y hora santa este jueves.

 “Todos los doce que estamos aquí estamos conscientes de que estamos en las manos de Dios”, aseguró el obispo en su homilía.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email