Dictadura excarcela a más de 1,300 reos comunes

Mientras una encuesta de Cid-Gallup, señala que Nicaragua es el segundo país más inseguro de Centroamérica,
la dictadura de Daniel Ortega y Rosario, concedió este miércoles el régimen de convivencia familiar a más de 1,300 reos comunes que tenían sentencia firme por distintos delitos.

La de este miércoles fue la segunda excarcelación de reos comunes en lo que va de 2022, mientras la dictadura mantiene en incomunicación a al menos 190 secuestrados políticos en condiciones infrahumanas y de tortura.

Las excarcelaciones se dan en el contexto de la publicación de una reciente encuesta de la firma CID Gallup, en el que señala a Niaragua como el segundo país con más víctimas de robo de un total de doce en los que se realizaron los sondeos.

CID Gallup señala que el 45% de la población ha sido víctima de asalto, por debajo de Guatemala, que registra el 53%; y de Ecuador, que apunta a un 43%.

Le puede interesar: Nicaragua el país con más solicitudes de medidas cautelares ante CIDH

Reos entregados a familiares en acto proselitista

Los reos de diferentes centros carcelarios de Nicaragua fueron entregados a sus familiares esta mañana, en un acto en el que los sirvientes de la dictadura oficializaron su nueva condición de libertad limitada, informó el Sistema Penitenciario Nacional.

En el momento que se les anunció su libertad condicional, los presidiarios alzaron la resolución gubernamental que les dio el beneficio.

“Damos gracias a nuestro buen Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, por seguir contribuyendo al bienestar de las familias al favorecer con el beneficio legal de convivencia, familiar a más de 1.300 presos de los diferentes establecimientos penitenciarios del país», dijo la ministra de Gobernación y leal sirviente de la dictadura, María Amelia Coronel, durante el acto de excarcelación.

En abril, la dictadura excarceló a 1,000 prisioneros, una decisión que se ha vuelto común en los últimos ocho años.

Entre 2014 y 2021, el régimen sacó de prisión a 33,690 reos comunes, para un promedio anual de 4,812 órdenes de libertad condicional decretadas directamente por el dictador.

Generalmente la dictadura de Ortega otorga libertad condicional a los reos comunes en ocasión de Semana Santa, el Día de las Madres, el Día del Padre, en el aniversario de la revolución sandinista y en las fiestas de Navidad.

Leer además: En seis meses Nicaragua ha registrado 385 de violencia política

Excarcelaciones criticadas por disidentes

La excarcelación de reos comunes antes de cumplir sus penas ha sido criticada por organizaciones feministas, como la Red de Mujeres contra la Violencia, bajo el argumento que tras esos beneficios hay un incremento de feminicidios y de la delincuencia en general en Nicaragua.

Actualmente, la dictadura sandinista mantiene a 190 disidentes bajo condición de secuestro político, según el informe más reciente del Mecanismo de seguimiento para las personas presas políticas.

El Mecanismo calcula que el 34% del grupo de 180 personas presas políticas del contexto de 2018 han sido judicializadas por las denominadas «leyes represivas».

Del grupo de personas presas políticas del contexto de 2018, 21% fueron condenadas por supuestos delitos asociados a terrorismo, 34% por delitos comunes infundados (la mayoría son personas excarceladas políticas) y 11% por supuestos delitos graves. Estos distintos tipos penales han sido usados para negar que en Nicaragua existen presos y presas políticas.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email