Nicaragua continuará sin embajador de España

España continuará sin embajador en Nicaragua. El gobierno español nombró a María del Mar Fernández Palacios Carmona como nueva embajadora de ese país en Brasil, sustituyendo a Fernando García Casas, informó el medio España en el Exterior.

Fernández Palacios, es licenciada en Geografía e Historia, con especialidad en Historia de América, por la Universidad de Sevilla y se desempeñó como embajadora de España en Nicaragua desde julio de 2018 hasta la fecha.

Sin embargo, en septiembre de 2021 fue llamada a consultas por el Ministro de Exteriores español, José Manuel Albares tras una nota emitida por el Ejecutivo nicaragüense en la que se vertían “graves e infundadas acusaciones” contra España y sus instituciones, según explicó la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Exteriores español en un comunicado.

“La legación española en ese país centroamericano sigue sin titular desde entonces, caso único con un país iberoamericano”, señala el medio España en el Exterior.

Desde septiembre de 2021, la embajada de España es dirigida por Jaime Ramos Schlingmann, encargado de negocios a.i.

Jaime Ramos, encargado de negocios de España en Nicaragua.

Café con Voz: Familiares de Juan Sebastián Chamorro y Juan Lorenzo Holmann denuncian deterioro físico

Dictadura acusó a España de «hipócrita y falaz»

Los señalamientos mencionados por España se dieron en agosto de 2021, por medio de una nota de la Cancillería de Nicaragua, al servicio de la dictadura, en la que acusaba a la nación europea de “hipócrita y falaz”, luego de que este país reaccionara a la cancelación de la personalidad jurídica del partido Ciudadanos por la Libertad CxL y urgiera a que en Nicaragua exista “una autoridad electoral independiente, imparcial y no controlada por el partido de en el gobierno”.

Le puede interesar: Policía secuestra a dos conductores y un fotógrafo de La Prensa

“La infamia no puede ocultarse con bravuconerías, disfrazándose de jueces, que ni son, ni pueden ser, ni nadie ha convocado, porque carecen de autoridad moral, o respeto, ante tanta falacia, encubrimiento, mentiras, delitos, crímenes de odio y lesa humanidad, que no confiesan, pero que todo el mundo conoce, y condena”, señala la nota diplomática redactada por Rosario Murillo y publicada por la Cancillería.

El 16 de marzo, mediante un Acuerdo Presidencial publicado en La Gaceta, el dictador Daniel Ortega dejó sin efecto el nombramiento de Carlos Midence como embajador extraordinario y plenipotenciario de la dictadura sandinista ante el Reino de España, cargo otorgado en septiembre de 2016.

La dictadura argumentó que la decisión se debió “a las presiones” de España contra Midence. Sin embargo, Albares explicó a los medios de comunicación que lo que se solicitó a Midence fue una explicación ante la negativa del régimen sandinista de dar acceso a Fernández Palacios para retornar a Nicaragua.

“El secretario de Estado para Iberoamérica convocó al embajador nicaragüense (Midence) en primer lugar para solicitarle explicaciones al respecto (sobre la negación del acceso) y en segundo lugar para transmitirle que esa asimetría no podía tener lugar que hubiera por un lado un embajador de Nicaragua aquí y nuestra embajadora no pudiera tener acceso, y a eso respondió Nicaragua diciendo que retiraba a su embajador aquí”, dijo Albares.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email