Violencia política: la antesala del circo de las elecciones municipales

La organización Urnas Abiertas, a través de su observatorio, presentó el informe “Nicaragua: Entre el fraude y el terror”, el primero que prevé presentar en el marco de las elecciones municipales de 2022, mismas que la dictadura aún no ha convocado.

Urnas Abiertas señala que la principal forma de violencia política en los primeros cinco meses del año se ha focalizado en el asedio y persecución. Sin embargo, reportes ciudadanos recibidos señalan nuevas formas de ejercer violencia que tienen el objetivo es ejercer un control totalitario sobre la ciudadanía, incluyendo a personas opositoras, simpatizantes sandinistas, trabajadores del Estado y ciudadanía en general.

Las nuevas manifestaciones de violencia política documentadas por Urnas Abiertas son: represión migratoria, negación de documentos, extorsión fiscal, represalias administrativas contra grandes, medianas y pequeñas empresas, represalias con beneficios sociales y servicios públicos, persecución al sector cultural y a la Iglesia Católica, eliminación de la autonomía universitaria, control sobre militantes sandinistas y funcionarios públicos, y migración forzada.

Operadores del terror

La organización destaca que entre enero y mayo de 2022 se observó una leve disminución en la participación de sujetos y grupos armados (policías, militares y paramilitares) en la ejecución de los hechos de violencia política registrados, lo que a su vez ha dado pie a la participación de otros actores institucionales en la estrategia represiva.

El informe señala que también se registraron nuevas formas de represión estatal, a través de restricción migratoria, confiscando pasaportes, negación de renovación dentro y fuera del país, negación o dilación en la entrega de documentos y extorsión fiscal.

Café con Voz: Maestros en Nicaragua: Pobreza, represión y adoctrinamiento

“Actualmente hay casos de las alcaldías  realizando auditorías a negocios, que  indican no tener cambios significativos  en sus ventas, sin embargo, los funcionarios municipales constantemente les  amenazan con subirles los impuestos correspondientes”, señala Urnas Abiertas.

La organización añade que algunos de los casos se  refieren a cobros del INSS por supuestos  “pagos vencidos”, incluso en casos donde  la empresa fue cerrada desde 2007. En  todos los casos reportados las víctimas  se identifican como personas opositoras o que no han apoyado abiertamente  a la dictadura después de la represión de  2018.

“Paradójicamente, el gobierno ha llamado, a través de operadores locales, a que  los simpatizantes sandinistas a que no paguen  impuestos municipales en las alcaldías  opositoras, con el objetivo de disminuir  la recaudación”, destaca el informe.

Leer además: Dictadura ordena censura de TV Merced en Matagalpa y Jinotega

Nicaragua sin convocatoria de comicios

La organización independiente destaca que la dictadura sandinista aun no convoca a elecciones municipales y que desde el retorno de Ortega al poder, el período para elecciones ha venido disminuyendo.

“La reforma a la Ley Electoral, permite un mayor control sobre el proceso electoral, limita la fiscalización ciudadana y contradice las recomendaciones realizadas por organizaciones de la sociedad civil y organizaciones políticas e internacionales”, destaca el informe.

Por lo tanto,  el panorama de las elecciones municipales 2022 no es favorecedor en tanto y cuanto no se observen cambios en las condiciones democráticas necesarias para realizar comicios legítimos.

“Desde Urnas Abiertas reiteramos que Nicaragua necesita un proceso electoral creíble, íntegro y legítimo. Insistimos en la importancia del restablecimiento de las condiciones democráticas las cuales incluyen la liberación de las personas detenidas, cesar la represión, la violencia política y el estado policial”, concluye.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email