Senadora colombiana es retenida en Honduras por portar 68 mil dólares

La senadora electa colombiana Piedad Córdoba fue «provisionalmente retenida» el miércoles 25 de mayo en Honduras por portar unos 68,000 dólares en efectivo sin declararlos a las autoridades, informó el Instituto Nacional de Migración de Honduras, INM.

“El INM informa que la senadora de Colombia, ciudadana Piedad Córdoba, ha sido provisionalmente retenida para investigación por la portación de aproximadamente de 68 mil dólares americanos que no fueron declarados», señala un comunicado del organismo.

Migración señaló que según lo manifestado por Córdoba, los dólares pertenecen a un empresario colombiano que reside en Tegucigalpa, quien está siendo citado por la Fiscalía para que rinda su declaración y que se siga el procedimiento correspondiente», añadió.

Las autoridades hondureñas divulgaron fotografías de los paquetes de dólares detectados por rayos X en el aeropuerto de Palmerola, unos 50 km al norte de Tegucigalpa, cuando viajaba de Tegucigalpa hacia Bogotá.

«No estoy detenida por absolutamente nada, eso no es cierto. Es un contrato de asesoría que yo tengo con un grupo importante, estuvimos trabajando dos días (…) y ya me pagaron y eso es todo», declaró la senadora.

De acuerdo a las normas internacionales, todos los pasajeros deben declarar en la boleta de aduanas cuando lleven más de 10,000 dólares, como prevención del lavado de activos.

Córdoba mantiene una relación de amistad con el gobernante partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda) y con el coordinador de esa formación política, el expresidente derrocado en 2009, Manuel Zelaya, esposo de la actual presidenta, Xiomara Castro.

Petro: “No se nada de ese dinero”

El candidato presidencial de Colombia, Gustavo Petro, con quien Córdoba tuvo cercanía,  se refirió a la retención de la senadora.

“Piedad Córdoba está separada de la campaña, sus problemas de tipo judicial debe resolverlos en la justicia que es la que nos dirá qué es lo que hay ahí”, comentó el candidato en Caracol Radio.

Café con Voz: Delegación europea dialoga con jóvenes nicaragüenses sobre los desafíos y oportunidades

Cuando le preguntaron por cómo califica ese episodio, Petro respondió:

“Es a ella a quien hay que preguntarle. No tengo ni idea cuál puede ser el motivo de ese dinero, de su cartera, de su maleta”, aseguró el candidato presidencial del Pacto Histórico.

En los últimos meses, la excongresista y candidata a la reelección en el senado colombiano, Piedad Córdoba pasó de ser una de las protagonistas más recordadas por las liberaciones de secuestrados por las Farc, a convertirse en uno de los temas espinosos del Pacto Histórico y de su candidato presidencial, Gustavo Petro.

Y no es sino ver el post que publicó Petro el pasado 20 de abril para confirmar que es así: “Solicito a Piedad Córdoba suspender todas sus actividades dentro de la campaña, hasta que pueda resolver, ojalá, favorablemente, las sindicaciones jurídicas que se le hacen”.

Le puede interesar: UNAB expulsa a integrante al señalarla por corrupción

Un mes antes de las elecciones legislativas, realizadas el 13 de marzo, se conocieron señalamientos sobre Piedad por su supuesta relación con Alex Saab, un empresario quien es investigado por las autoridades por ser presunto testaferro del presidente venezolano Nicolás Maduro.

Córdoba, con antecedentes de pleitesía al chavismo

Córdoba, que ya había sido senadora entre 1994 y 2010, ha estado en el ojo del huracán luego de que en febrero se conociera, en una investigación de Noticias Caracol, una declaración ante la Fiscalía de Andrés Vásquez, ex asesor de la congresista electa.

En ella, el hombre aseguró que hace unos 15 años la política “habría capitalizado políticamente la entrega de secuestrados hasta el punto de conseguir que las liberaciones de Íngrid Betancourt y de los tres contratistas estadounidenses se retrasaran”.

Según esa versión, Córdoba quería darle el mérito de la liberación de secuestrados al entonces presidente venezolano, Hugo Chávez, para que a su vez, este la “catapultara” a la Presidencia colombiana.

Además, la senadora también ha sido acusada de tener vínculos con el supuesto testaferro del dictador venezolano Nicolás Maduro, Álex Saab, quien está detenido y con el que ella habría viajado y hecho negocios, como algunos sectores políticos denuncian.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email