Obispo Álvarez regresó a Matagalpa

mons-rolando-alvarez

El Obispo de la Diócesis de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, salió de la Iglesia Santo Cristo de Las Colinas, en Managua, la tarde de este lunes 23 de mayo, en medio de un fuerte dispositivo policial, según confirmó Monseñor Carlos Avilés, párroco del templo a Café con Voz.

“Ya Monseñor regresó a Matagalpa. Aquí está todo despejado”, dijo Avilés, quien confirmó que los agentes policiales lo siguieron hasta Matagalpa.

Previo a la partida de Monseñor, la Policía sandinista rodeó las oficinas de Cáritas Matagalpa, según informaron medios de comunicación locales.

Café con Voz consultó a Monseñor Avilés si el Obispo Álvarez tuvo problemas con los uniformados de la dictadura cuando salió de su parroquia y respondió: “No hubo problemas”.

Álvarez denunció acoso policial e inició jornada de ayuno

Álvarez denunció el pasado 19 de mayo, que era perseguido por la Policía Sandinista y que lo asediaron durante una visita a sus familiares en Managua.

Álvarez es uno de los obispos más críticos a la dictadura sandinista, que aborda en sus homilías, la problemática sociopolítica de los nicaragüenses.

Café con Voz: Lanzan SOS ante la grave situación de secuestrados políticos

“Hoy he sido perseguido durante todo el día por la Policía Sandinista. Al final de la tarde, encontrándome en la casa de mi sobrina, fui a preguntarle a los oficiales que por qué me persiguen, pero me dijeron que ellos solo siguen órdenes”, denunció Álvarez en una transmisión desde las redes de la Diócesis de Matagalpa.

El Obispo se refugió en la Parroquia Santo Cristo de Las Colinas, en Managua, donde permaneció hasta este lunes. La Policía impidió el ingreso de fieles y la dictadura censuró al Canal Católico de Nicaragua, que transmitía una jornada de ayuno y oración anunciada por el jerarca.

Conferencias Episcopales se pronuncian

El fin de semana, mientras la dictadura agudizaba la persecución en contra jerarcas y miembros del clero de la Iglesia Católica, las Conferencias Episcopales Costa Rica y Panamá, emitieron comunicados el sábado, a las que se sumó la de Nicaragua este domingo, rechazando tal asedio y solidarizándose con los religiosos.

“Nos solidarizamos con nuestros hermanos en estos momentos que experimentan la persecución por ser profeta en medio de la crisis sociopolítica que vive el pueblo nicaragüense”, expresaron los obispos de Panamá.

Le puede interesar: Urnas Abiertas denuncia que CSE de la dictadura, no convoca oficialmente a supuestas “elecciones municipales”

Por su parte, los obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica piden que el pueblo nicaragüense pueda tener un clima de calma y fraternidad.

“Tengan la seguridad de nuestra solidaridad y oración, especialmente en los momentos de prueba. Rogamos a Dios que les permita mantenerse fieles a su misión y les otorgue un espíritu de sabiduría”, expresaron los obispos costarricenses.

Este domingo 22 de mayo, la Conferencia Episcopal de Nicaragua se pronunció expresando su cercanía y acompañamiento a Monseñor Rolando Álvarez.

“Estamos viviendo momentos difíciles como nación y nuestro deber como iglesia es anunciar la verdad del Evangelio; en comunión con el sucesor de San Pedro y cada Obispo de nuestra provincia eclesiástica de Nicaragua, junto a cada presbítero y todo el pueblo de Dios”, señala un comunicado de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email